+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Tribuna

La salud no es partidista

Hemos tenido que tomar medidas extraordinarias para que la vuelta a las aulas sea lo más segura posible

 

La salud no es partidista -

Marta Barrachina Marta Barrachina
07/09/2020

Hoy comienza el nuevo curso escolar. Y lo hace en medio del descontrol y la confusión por la nula capacidad de la Generalitat valenciana que preside el socialista Ximo Puig para tomar medidas rápidas y eficaces que aporten tranquilidad y seguridad no solo a los alumnos y a sus familias, sino también a la comunidad docente y al personal de los centros educativos.

Como alcaldesa de Vall d’Alba no hay para mí nada más importante que el bienestar de todos y cada uno de mis vecinos. Y para subsanar las carencias del gobierno valenciano hemos tenido que adoptar medidas extraordinarias para que la vuelta a las aulas sea lo más segura posible, lo que nos ha obligado a realizar un gran esfuerzo humano y económico. Pero la salud es lo primero.

Se ha realizado una meticulosa desinfección de todas las instalaciones educativas, e incluso se han realizado obras para que la renovación del mobiliario ayude a mantener la higiene. Y la pasada semana, además, realizamos cerca de 450 test rápidos de detección del coronavirus a los alumnos y al personal de los centros educativos para poder iniciar el nuevo curso con las mayores garantías de seguridad sanitaria, porque la información es esencial para tener una radiografía de cuál es la situación y prevenir posibles casos de personas contagiadas asintomáticas.

Una compleja tarea en la que hemos estados solos, ya que desde la Generalitat Valenciana solo hemos encontrado trabas y problemas. Cero ayuda. Cero colaboración.

Un gran esfuerzo que desde el PSOE, y sin el menor atisbo de vergüenza, se califica de «partidista», según ha declarado la secretaria provincial de organización de los socialistas castellonenses, Estíbaliz Pérez , que, según se desprende de sus palabras prefiere seguir como hasta ahora. O sea, que prefiere no hacer nada y que se sigan acumulando los contagios. Y las muertes.

Pérez se queda más ancha que larga cuando dice que los test rápidos «ofrecen una falsa seguridad». Los test serológicos ayudan a conocer la realidad y a tomar medidas de aislamiento del virus. Se trata de detectar contagiados y aislarlos para evitar que el virus se propague. Para eso valen los test. Para eso vale nuestro trabajo. El de ustedes, de momento, sirve para bien poco.

¿Entendido? H

*Alcaldesa de Vall d’Alba y diputada

provincial