+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Tiempo de opinar

Solo yo puedo hablar por mí

 

Mario García Mario García
27/11/2017

Parece una perogrullada, pero de un tiempo a esta parte me da la impresión de que el alcalde de Nules y alguno de los que le dieron la alcaldía a pesar de tener solo 400 votos, saben mejor que yo lo que pienso o digo, un síntoma más de ese delirio de legitimidad obsesiva y postiza que exhiben a cada paso que dan.

Dicho esto y para anular su afán de desprestigio y recurso a la falsedad constante, voy a dejar claras algunas cosas para las que no cabe ninguna interpretación: no estaba en contra de que Mascarell tuviera un mercado todos los domingos. Me importa tanto su futuro y el de sus vecinos, que cualquier proyecto que lleve aparejada una posibilidad de promoción y desarrollo me parece positivo. El problema es que para que una iniciativa de este tipo funcione hacen falta buenos gestores y en el Ayuntamiento de Nules no los tenemos. Lo avisé, dije que su manera de llevar a cabo la negociación y el contrato estaba abocada al fracaso y la realidad, por desgracia, me ha dado la razón.

Quiero que el párking subterráneo, como infraestructura ya existente, esté abierto y dé servicio, pero lo que no quiero es que la egolatría y la ambición política de unos pocos se convierta en castigo para los vecinos de mi pueblo. Los del pacto del gasto están gestionando tan mal esta cuestión, que mucho me temo que el final está anunciado. Ojalá me equivoque, por el bien de todos.

Y así podría enumerar un sinfín de proyectos o ideas a los que el PP no se opone, aunque los del pentapartito digan que sí porque es lo que les interesa. A lo que nos oponemos en firme es a su nula capacidad de tomar decisiones razonables mirando por el beneficio general de la población y no por colgarse alguna que otra medalla, para que no se recuerde que llegaron al gobierno local por su rencor y en base a él toman cada una de sus limitadas decisiones.

Al alcalde y sus amigos les pediría, si sirviera de algo dirigirse a ellos, que lo dudo porque están sordos salvo para sí mismos, que dejen de hablar por mí y mis compañeros, que dejen de atribuirme acciones u opiniones que no son mías solo por enfrentarme a mis vecinos. Ya tienen suficiente con lo suyo, averiguar qué inventan mañana.

*Concejal y presidente del PP de Nules