+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Tribuna

Urbanismo sostenible

 

XIMO Huguet
04/03/2017

La primera fase del carril ciclopeatonal hacia el Salvador ya es una realidad. Es un ejemplo muy claro del nuevo modelo de entender la conectividad de las personas y va a permitir que el casco urbano de Onda se vaya conectando, poco a poco, con la Ermita del Salvador, que es un punto de referencia durante todo el año, no solo en agosto cuando se celebra la romería.

Tal y como nos comprometimos con los ondenses, se ha realizado una inversión de clara rentabilidad social, puesto que la disfrutan los vecinos y vecinas del municipio en su día a día y con ella se mejora su calidad de vida.

CON ESTA nueva vía se evita que los viandantes discurran por el arcén o las calzadas, con el consecuente peligro que eso suponía. También se ha conseguido mejorar la calidad urbana del acceso a Onda y calmar el tráfico. También, se impiden los frecuentes desbordamientos del barranco de Beniparrell prolongando la estructura de arcos preexistente con marcos prefabricados. Además, en este punto, se ha mantenido la anchura con la que discurre el paseo actual, se ha propiciado una área estancial y se han zanjado los problemas de capacidad hidráulica, que presentaba la obra de fábrica inicial, al amontonarse cañas, ramas, etc. en la embocadura, con las crecidas y desbordamientos asociados.

EN DEFINITIVA, una mejora sustancial para todos los ondenses. Para todos, menos para el Partido Popular de Onda, que no ha dudado en criticarla sin justificación. Seguramente porque son conscientes de que el nuevo gobierno da soluciones a las demandas de los ciudadanos, mientras que Aguilella y Ballester fueron incapaces de hacerlo en 4 años de gobierno. Igualmente ocurre cuando ahora reclaman con urgencia la Rasa Sala, la Ronda Norte o la Sur. Un sinfín de inversiones que ellos fueron incapaces de conseguir para Onda durante su gestión. Y de su legado, mejor ni hablamos, porque las malezas aún las sufrimos los ondenses. Solo por poner un ejemplo, resulta inaccesible llegar al centro del pueblo con vehículo.

*Alcalde de Onda