+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

Editorial

Venezuela, un paso hacia el abismo

 

01/08/2017

Los diez muertos en la jornada refrendaria del pasado domingo en Venezuela auguran un periodo oscuro en aquel país. Al peligro que se había anticipado desde hace tiempo, el de la dictadura chavista, se añade ahora el de un enfrentamiento civil que puede encontrar en la violencia de los presuntamente descontrolados un caldo de cultivo óptimo para lanzar a Venezuela al abismo. Nicolás Maduro se ha declarado ganador absoluto de una consulta que convocó arteramente para darse una Constitución que le permita mantenerse en el poder y que la oposición, que es mayoritaria en la Asamblea legalmente elegida, cuestiona absolutamente. El peligro del caos y la anarquía se cierne sobre un país dividido con sus instituciones dobladas y enfrentadas, y en una situación económica catastrófica. Maduro ya ha empezado a lanzar amenazas que atentan contra los fundamentos de un Estado de derecho que, aun con enormes grietas, regía en Venezuela. Quedan muy lejos los tiempos del caudillismo de Hugo Chávez cuando, aprovechando el alto precio del petróleo, en vez de invertir sus beneficios en estructuras sociales y en servicios públicos, los dedicó a construir una base social de seguidores incondicionales. El fracaso del chavismo, con un bajo precio del petróleo y un gobierno incompetente, es hoy más que notorio. Ahora existe el riesgo de que un país con enormes recursos energéticos se convierta en un Estado paria. La victoria de Maduro en el referéndum para el cambio constitucional es tan impresentable que muchos países del continente americano han anunciado que no la reconocerán. Lo mismo que ha hecho en Europa la Eurocámara.

Llegados a este punto, la oposición tiene que dejar de lado sus diferencias y personalismos porque en esta hora tan grave su cohesión es sumamente necesaria si se quiere evitar el negro escenario que se avecina. Si hasta ahora todo intento de negociación entre la oposición y el chavismo había fracasado por el escaso interés del Gobierno, ahora las posibilidades de un acuerdo son aún más débiles. Por ello la comunidad internacional, y en particular los países vecinos, tienen que ejercer toda la presión posible para evitar que Venezuela se suma en el caos definitivamente. Y uno de los destinatarios de esta presión debe ser Cuba, que es el único balón de oxígeno que todavía le queda a aquel país.

 
 
1 Comentario
01

Por vicentboschipaus 12:27 - 01.08.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Cuba i Bolívia com a mínim. Perú, Mèxic, Colòmbia i Brasil i Argentina, són països satèl·lits de l'oncle Sam. Les "guarimbes" a qualsevol país europeu no les haurien ficades durant més de cent dies. El què passa a Veneçuela em recorda a la plaça del Maidan, on John McKein els va fer una visita. I on els franctiradors assassinaven a manifestants i policies i tot al servei de la Casa Blanca i les Exxon and Company. Quina diferència de vestimenta entre els "bons" opositors (lacais i sipais de Wall Street) i els "dolents" pro govern legítim. Si fóreu parcials us creuria, però... Jo que veig TV3 i també observa als de RT, tinc una visió més ampla del que dicta "urbi et orbe" la mentirosa i parcial CNN. Tenen 7 bases a Colòmbia i unes 1000 a tot el món, per a què? I on va a exportar la seua democràcia a qualsevol país, el converteixen en runes. Sols cal veure Líbia, Síria i Iraq, abans i ara. Joseph Goebbles té massa alumnes en los nostres podrides "democràcies"