+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Opinión

 

La rueda

Veni, vidi y adiós

 

Oscar Clavell Oscar Clavell
13/05/2017

Los representantes del Govern del Titànic vinieron, vieron y se fueron sin anunciar ninguna gran obra educativa para la Vall d’Uixó. El conseller de Educación, de Compromís, Vicent Marzà, se burló de toda la comunidad educativa al asegurar que va a destinar 200.000 euros a los colegios públicos de nuestra ciudad. Atrás quedan las pancartas, los pitos y las manifestaciones de la izquierda exigiendo más colegios, más inversión. Entonces gobernaba el PP. Ahora los agitadores están en los despachos.

Con la izquierda en el Consell, en la Vall d’Uixó nos tenemos que conformar con 200.000 euros, una cantidad que dista mucho de los treinta millones de euros que el Partido Popular invirtió en esta ciudad en los últimos diez años de gobierno realizando grandes obras como los nuevos colegios La Cova, Ausiàs March y Cervantes, los IES Benigasló y Honori Garcia, las aulas de automoción del IES Botànic Cavanilles, la remodelación del CEIP Asunción y la Escuela Oficial de Idiomas anexa al Edificio Cultural Leopoldo Peñarroja.

La visita del presidente Ximo Puig solo ha servido para hacerse la foto en el nuevo IES Honori Garcia, instituto cuya licitación, adjudicación e inicio de las obras se realizaron con el gobierno del Partido Popular. Es justo recordar que con Isabel Bonig en la Conselleria de Infraestructuras se licitó y adjudicó el nuevo centro.

En la Vall d’Uixó existen otras necesidades educativas que han obviado reivindicar la alcaldesa y la concejal de Educación. Ambas podrían haber explicado al conseller y al presidente los problemas de seguridad del CEIP Leonardo Mingarro o haberles acercado a las aulas de infantil del CEIP Centelles y al CEIP Rosario Pérez una obra, que ha pasado de ser prioritaria a poder esperar hasta el año electoral. Si priorizaran las necesidades reales de los valleros, se hubieran planteado exigir mejoras para nuestra ciudad. No solo educativas, sino también que tomen alguna determinación seria que solucione los problemas que ellos mismos han ocasionado en el barrio Carmaday con unas obras que inundaron los accesos con una tormenta de apenas seis litros por metro cuadrado.

*Presidente PP la Vall d’Uixó