+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La rueda

Wellcome fibers

 

Imagen de archivo del FIB 2017. - Gabriel BOIA

Susana Marqués Susana Marqués
13/07/2018

Prácticamente a partir de hoy, Benicàssim se convierte de nuevo en capital de festivales de nuestra Comunitat. Cada jornada durante cuatro días, más de 36.000 personas, se desplazarán hasta nuestra ciudad para vivir uno de los acontecimientos musicales con más trascendencia en la agenda de festivales nacional e internacional. Pero la mayor parte de esos asistentes llegan hasta nuestra ciudad, a partir de hoy.

El FIB, que este año llega a su vigésimo cuarta edición, junto al resto de festivales que conforman la agenda municipal, significan un gran revulsivo económico y social para el municipio. Los festivales generan en nuestra ciudad un incremento del consumo interior importantísimo tanto en establecimientos hosteleros como comerciales. Significan un aumento de los contratos de trabajo durante meses y, en algún caso, durante todo el año. Además, significan un retorno en la imagen del municipio que nuestra ciudad no podría asumir en ningún caso. Los festivales nos sitúan en el mapa mundial como destino turístico. No solo eso, sino que nos ha convertido en un destino apetitoso para inversores.

Pero hacer esto posible no es fácil. Conseguir este éxito es el fruto del trabajo meticuloso de gestión de grandes eventos, desde todas las áreas de trabajo municipales. En seguridad por supuesto. El trabajo conjunto de los cuerpos y fuerzas de seguridad hace posible que las noticias del FIB y des resto de festivales, sean siempre la calidad de la música y los buenos servicios.

Precisamente, el ayuntamiento realiza un esfuerzo máximo consiguiendo que la limpieza, la movilidad, y la actividad se mantenga en los niveles que requieren no solo los asistentes, sino también los veraneantes y los residentes y vecinos. A veces, conciliar a todas las partes no es sencillo, pero cada año tratamos de hacerlo mejor.

Esta ciudad emprendió hace casi un cuarto de siglo un camino que le ha llevado a ser la envidia de otros muchos destinos: Somos una verdadera ciudad de festivales. Tenemos una hoja de ruta trazada de la que nadie nos va a desviar. Porque Benicàssim es música, es cultura, es calidad de vida, y en estos días, es FIB.

*Alcaldesa de Benicàssim

   
1 Comentario
01

Por jps 11:11 - 13.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No se les llene la boca presumiendo de seguridad que haberla la habrá pero a costa de tener unos vigilantes cobrando 7 euros por hora todo incluido sin cobrar pluses del convenio ni nada de nada y tardando hasta tres meses para cobrar . Pero a nadie le importa esa explotación. En otros eventos a veces ni cobran. Vigilen a las empresas se vigilancia