+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LÍNEA BARCELONA-MADEIRA

360 viajeros de Vueling atrapados en Tenerife y Funchal más de dos días

 

Un avión de Vueling en las pistas del aeropuerto de Tenerife. - VUELING

27/07/2017

Las supuestas malas condiciones meteorológicas en el aeropuerto de Funchal, en la isla de Madeira, han hecho que unos 360 pasajeros de dos vuelos de Vueling lleven desde el martes sin poder llegar a su destino.

El problema se originó ayer, cuando un avión con 180 pasajeros a bordo que debía unir Barcelona con Funchal (Madeira) tuvo que redirigirse a Tenerife a causa del mal tiempo en la isla portuguesa. Este mismo avión debía llevar desde Funchal a Barcelona a otro grupo de 180 personas, pero como el primer vuelo no consiguió aterrizar en Madeira, ese segundo vuelo acabó cancelándose.

Los viajeros afectados, sin embargo, han contactado con la compañía española Iberia y la portuguesa TAP en Madeira, que les han confirmado que sus vuelos han aterrizado en el aeropuerto de Funchal sin novedad.  

Imagen y datos del tiempo en Madeira el 26 de julio a mediodía (12:09)  / MADEIRA WEATHER
 

A raíz de estas incidencias, la Agencia Catalana de Consumo (ACC) de la Generalitat ha enviado un requerimiento de información a la aerolínea Vueling para que dé explicaciones acerca de estos dos vuelos y le ha dado un plazo de cinco días para que aclare si ha cumplido con todas sus obligaciones hacia el pasaje.

En concreto, le pide que detalle las incidencias registradas, la atención facilitada a los pasajeros, que acredite si ha puesto a disposición de los afectados un teléfono de atención o bien cuándo prevé resolver estos problemas.

En el requerimiento, al que ha tenido acceso Efe, la Agencia Catalana de Consumo recuerda a la compañía que en caso de no suministrar la información requerida puede incurrir en una "infracción administrativa" castigada con una sanción.

Vueling se justifica

Por su parte, fuentes de Vueling han asegurado a Efe que se está facilitando a los viajeros toda la información disponible y que se está atendiendo al pasaje como corresponde, facilitándoles hoteles y manutención.

La aerolínea ha añadido que la previsión es que mañana pueda despegar de Tenerife un avión hacia Funchal con un primer grupo de pasajeros afectados y posteriormente este mismo avión transportará al grupo que estaba en Funchal hacia Barcelona.

Sin embargo, los 180 pasajeros que debían llegar ayer a Madeira estudian presentar una reclamación conjunta ante la falta de información y la demora en la isla canaria, donde en principio deberán permanecer hasta mañana por la tarde.

Los viajeros explican su odisea

Una de las pasajeras del vuelo afectado, María del Carmen C.F. ha explicado que los pasajeros fueron alojados en un hotel del sur de la isla canaria para pernoctar y partir hacia Madeira a las siete de la mañana del miércoles. Tras haber madrugado para dirigirse al aeropuerto de Tenerife Sur, el avión no ha despegado y no se ha facilitado información alguna a los pasajeros. 

Los viajeros lamentan además que al no tener Vueling puesto de información en el aeropuerto Tenerife Sur el contacto con esta compañía es vía telefónica "y se pasan la pelota" entre esta empresa e Iberia, cuyos supervisores explican a los pasajeros que no operan el citado vuelo y por lo tanto, no pueden gestionar una alternativa.

El Sindicato de Agravios de Cataluña, Rafael Ribó, ha abierto una actuación de oficio para aclarar las circunstancias del caso. En un comunicado, el Síndic considera "inadmisible la falta de atención e información que explican los afectados".