+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

"me flipa"

Así ha cambiado la mentalidad ante el Mundial femenino entre padres e hijos: "El futuro promete"

Un progenitor explica que el menor, de ocho años, disfruta y exige por igual a mujeres y a hombres

 

Así ha cambiado la mentalidad ante el Mundial femenino entre padres e hijos: "El futuro promete" -

MARÍA ARAGÓN
27/06/2019

El Mundial femenino de fútbol está abriendo caminos y también mentes. El papel de las futbolistas españolas en este campeonato disputado en Francia, donde España ha sido eliminada en octavos de final haciendo un gran partido ante la favorita Estados Unidos, ha hecho que crezca la admiración por su trabajo y ha zanjado el debate sobre su capacidad para crear un espectáculo igual que el de los hombres.

Partiendo con una clara desventaja educativa y social, las jugadoras han provocado un efecto en miles de ciudadanos que ahora se plantean por qué no habían visto este deporte antes con los mismos ojos.

En esta línea se ha manifestado el ilustrador Fromthetree, que en un relato viral sobre cómo lo vive su hijo de ocho años y cómo lo habría vivido él en su infancia, da clara muestra de la percepción social y los prejuicios con los que se vive.

Una cuestión puramente educativa que ha dejado en evidencia con este hilo en Twitter en el que comienza contando cómo el niño está enganchadísimo al Mundial, no solo a los partidos sino a resúmenes y todo tipo de contenido que se ofrece en televisión.

La primera reflexión al verlo es que él jamás habría actuado de esa manera por los prejuicios que tenía, y celebra ese cambio de mentalidad con nuevas generaciones.

Él sigue arrastrando lo que ha vivido y no puede verlo de otra manera, pero su hijo, desde ojos más puros y sin prejuicios, lo vive exactamente igual que cuando se trata de un Mundial de hombres.

Tal es su impliación que ahora juega a ser como ellas. Por ejemplo, juega a ser la portera de España, Sandra Paños.

En definitiva, es una forma de ver cómo nos relacionamos, qué tipo de relaciones se establecen y el campo de igualdad.