+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SÍMBOLO DE LONDRES

El Big Ben estará 'mudo' cuatro años

La campana dejará de sonar por obras el 21 de agosto

 

El Big Ben. - NEIL HALL/REUTERS

AGENCIAS
14/08/2017

La campana principal del Big Ben, la famosa torre del reloj del Parlamento británico, dejará de sonar a partir del 21 de agosto y no retomará sus campanadas hasta el 2021 por trabajos de restauración, según ha informado la Cámara de los Comunes este lunes.

"La serie de trabajos que se van a realizar ayudarán a salvaguardar el reloj a largo plazo, así como a proteger y a preservar su casa, la Elizabeth Tower", ha asegurado Steve Jaggs, guardián del reloj del Big Ben.

Los martillos de la torre, que han hecho sobar la campana -de 13,7 toneladas- cada hora durante los últimos 157 años, van a bloquearse y a desconectarse del reloj, aunque la gran campana sonará en fechas señaladas, como Fin de Año.

Todas las otras campanas, que suenan cada 15 minutos, también van a quedar 'silenciadas' durante los próximos cuatro años.

LA TORRE TAMBIÉN SE RESTAURA

La Elizabeth Tower, igualmente conocida como Big Ben, de 96 metros de altura, también va a restaurarse, formando parte de un trabajo de renovación más amplio.

Como parte de estos trabajos, el reloj va a desmontarse y cada pieza se examinará y se restaurará. Las cuatro esferas del reloj van a limpiarse y a repararse, se renovará su estructura de hierro fundido y se sustituirán las manecillas.

Siempre habrá un reloj visible en funcionamiento en la torre, pero mostrará la hora en silencio, funcionando gracias a un motor eléctrico hasta que se reinstale el mecanismo original.

El Palacio de Westminster, sede del Parlamento británico a orillas del río Támesis, es Patrimonio Mundial y de gran atractivo turístico. Jaggs, guardián del reloj del Big Ben, ha animado a los parlamentarios y al resto de trabajadores a reunirse este unes cerca de la plaza del Parlamento para escuchar las últimas campanadas de la célebre torre.