+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONFLICTO ENQUISTADO

Las colas vuelven a El Prat pese a que no hay huelga

Este martes se vuelve a reunir la empresa y los trabajadores en Treball

 

Colas en el Aeropuerto de El Prat, este domingo. - RICARD CUGAT

EL PERIÓDICO
08/08/2017

Huelga de celo de los vigilantes de los controles de El Prat o excesiva previsión de los viajeros llegando mucho antes al aeropuerto. O un poco de todo. Como sea, este martes no hay paros convocados y las colas se han vuelto a producir de madrugada sobre las 5.30 horas. Los usuarios lo han hecho saber a través de las redes sociales. A primera hora de la mañana se han ido diluyendo. 

De este modo, se ha repetido el guión de las últimas dos semanas desde que empezó el conflicto entre la dirección de Eulen, la empresa encargada de estos controles, y sus trabajadores, que reclaman mejores condiciones laborales y salariales.

AENA alertó hace días que, más allá del conflicto laboral, las aglomeraciones de primera hora en El Prat también son fruto del exceso de previsión de muchos pasajeros, que madrugan para ir a la terminal pese a que su vuelo salga muchas horas después.

Un posible sustento para esta teoría son las colas que también se han formado hoy en los mostradores donde los pasajeros facturan sus maletas, y donde muchos esperan un largo tiempo antes de que abra su turno para poder dejar la maleta rápidamente y pasar el control con el máximo de antelación.

NUEVA REUNIÓN

A partir de las 9.00 horas se reúnen de nuevo Eulen y el comité de huelga con la mediación de la Generalitat y con AENA para buscar una solución al conflicto que ha provocado episodios de largas colas desde hace dos semanas en el aeropuerto barcelonés.

Ayer también hubo una reunión maratoniana en el Treball de la Generalitat que acabó sin acuerdo pero sirvió para acercar posiciones entre las partes.

El objetivo de la mediación es lograr un acuerdo que evite nuevas jornadas de paros parciales a partir del viernes y, sobre todo, frenar la huelga indefinida convocada a partir del próximo lunes.

De momento, la empresa mantiene su oferta de incrementar los salarios más bajos en 155 euros, una cantidad que está aún lejos de los 350 euros que reclaman los trabajadores.