+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

AVANCES PARLAMENTARIOS CONTRA ESTA LACRA

El Congreso negocia los últimos flecos del informe de medidas contra la violencia machista

El texto cuenta con 200 medidas y deberá estudiar la oferta del PP para esta materia de 1.000 millones hasta 2020. Tras la luz verde, el viernes se aprobará en la Comisión y luego se elevará al Pleno en septiembre

 

Protesta contra la violencia machista en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, el pasado noviembre. - FERRAN NADEU

EL PERIÓDICO / AGENCIAS
24/07/2017

La subcomisión creada en el Congreso para lograr un Pacto de Estado contra la violencia machista atará este lunes los últimos flecos al informe que, sobre esta materia, está elaborando y que tiene previsto aprobar durante la misma sesión. El texto final debe contener aquellas medidas que consideran necesarias para poner fin a esta lacra; entre ellas se encuentran actualmente la promoción del teletrabajo, el acompañamiento a la víctima previo a la denuncia, las desgravaciones fiscales a los familiares que tengan la patria potestad de menores huérfanos, oferta pública de empleo para las víctimas o eliminar el atenuante de confesión para los maltratadores, según han confirmado fuentes parlamentarias.

En total, los miembros de la subcomisión trabajan sobre un documento, que ha elaborado el partido mayoritario, y que tiene alrededor de 200 puntos. Esta cifra podría reducirse si, finalmente, una mayoría de la subcomisión no se pone de acuerdo en ellos. También está en el aire, hasta el lunes, la oferta económica realizada este jueves por los 'populares', de una financiación para el Pacto de 1.000 millones para los próximos cinco años.

Aunque las negociaciones están "muy avanzadas" todavía es posible que alguno de los puntos que se encuentran en el informe "se caigan", de forma que el texto con el que cuentan ahora para trabajar es "provisional". Las mismas fuentes han criticado que el Gobierno haya informado sobre el acuerdo estos días asegurando que ya era una realidad, cuando aún no se han terminado los trabajos del órgano en el Congreso.

En este sentido, la portavoz de Igualdad del PSOE, Ángeles Álvarez, ha hecho público su enfado a través de Twitter, con el portavoz del Ejecutivo, Iñigo Méndez de Vigo, que este viernes, durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, ha señalado que el Pacto estaba prácticamente hecho. "Méndez de Vigo dice que hay acuerdo en el Pacto de Violencia cuando ni tan siquiera terminaron trabajos de la subcomision", ha escrito la socialista en la red social, para señalar en otro mensaje posterior lo que considera una "falta de respeto" del portavoz al trabajo del órgano cuando "faltan aspectos por pulir y el compromiso presupuestario es confuso".

Del mismo modo se ha expresado en la red la portavoz de Igualdad de Unidos Podemos, Ángela Rodríguez, quien ha escrito en su cuenta: "Seguimos negociando para lograr un Pacto de Estado feminista que haga de la lucha contra la violencia machista una cuestión de Estado".

EL VIERNES SE APROBARÁ EN COMISIÓN

Si, finalmente, la subcomisión da luz verde a un texto, está previsto que sea el viernes 28 de julio cuando el documento se apruebe en la Comisión de Igualdad, último paso antes de que el texto se eleve al Pleno del Congreso. Este trámite no se producirá, previsiblemente, hasta el próximo mes de septiembre.

El órgano lleva trabajando más de seis meses en este Pacto. Durante los cuatro primeros meses han recibido a expertos sobre la materia que les han trasladado sus propuestas que, ahora, ellos han plasmado en el informe.

Durante la etapa de elaboración del texto han tenido que prorrogar en tres ocasiones el plazo de entrega, que actualmente está fechado en el 31 de julio.

EL SENADO TAMBIÉN TERMINA SU INFORME

Paralelamente a esta subcomisión, una ponencia en el Senado sobre violencia machista también ha elaborado su propio informe, que debe pasar el mismo proceso. La intención de escenificar un pacto en esta materia ha llevado a la Cámara Alta a esperar al Congreso y retrasar una semana sus planes de aprobación.