+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

10 AÑOS DE PROYECTO ECOLÓGICO

Conviértete en lord o lady de Escocia por menos de 40 euros

El título no tiene nada de aristocrático: a los propietarios de tierras escocesas se les denomina 'lairds'

 

Una imagen de la Reserva Natural Highland Titles, en el Bosque de Glencoe, Escocia. - HIGHLAND TITLES

EL PERIÓDICO
30/09/2017

Por solo 36 euros, quien lo desee puede convertirse en un noble escocés. Y para ser un ‘lord’ o una ‘lady’ de Escocia no se necesita nada más que comprar un metro cuadrado de tierra en la Reserva Natural Highland Titles (en el Bosque de Glencoe) o en la Reserva Mountain View, ambas en las Highlands. La fundación Hihgland Titles es la que ofrece la posibilidad de poseer un título que, sin embargo, no tiene nada de aristocrático: en Escocia, a los propietarios de las tierras tradicionalmente de les denomina ‘lairds’, palabra que traducida al inglés es ‘lord’ o ‘lady’, su equivalente femenino.

Hihgland Titles juega con la etimología de la palabra con el objeto de dar énfasis a la “nobleza” de su objetivo ya que, al adquirir una parcela, “todo el mundo puede ser parte de un proyecto ecológico único, ayudando a financiar los trabajos de conservación de la naturaleza y teniendo la certeza de que esta tierra será para siempre protegida”, según la fundación.

UNOS 100.000 PROPIETARIOS

El proyecto empezó en el 2006, cuando Peter Bevis, miembro de la Sociedad Zoológica de Londres, y su hija Laura plantaron 12 nuevos bosques en su propiedad familiar de Glen Spean, en las Highlands. Actualmente, ya son unas 100.000 las personas que han poseen una de las parcelas en venta y se han convertido en lord o lady de Glencoe, como el cocinero Jordi Cruz o la modelo Kate Moss.

Con el objetivo de “preservar estos espacios naturales y de ponerlos al amparo de promotores inmobiliarios”, los Bevis empezaron a vender “pequeñas parcelas de su propiedad para financiar la plantación de nuevos árboles, así como para “restaurar la tierra altamente devastada por siglos de ganadería y silvicultura -el cultivo, el cuidado y la explotación de los bosques y los montes- comercial no siempre responsable”.

DEBERES Y DERECHOS DE LA PROPIEDAD

Pero, ¿qué supone ser propietario de una de las parcelas? Como lord o lady podrá “disfrutar de su terreno ya sea ‘in situ’ o desde cualquier otro lugar”, así como “gestionar y disfrutar de su tierra ya sea en persona pagando una visita hacia su parcela o beneficiándose de una visita virtual”, según la web de la fundación, que ofrece carnets de identidad personalizados, escrituras de propiedad y bufandas, bolígrafos y aplicaciones de ‘smartphone’, entre otras posibilidades. Además, la parcela adquirida podrá “nombrarla, dedicarla, transmitirla y otros muchos temas”.

“La tierra solamente podrá ser usada con propósitos conservacionistas”, afirma Hihgland Titles, cuyos objetivos clave son “ayudar a preservar y fomentar la protección de la flora y la fauna en la zona oeste de los Highland, ofrecer un servicio a la comunidad local y proveer de un soporte educativo a las escuelas locales y otras organizaciones”.