+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La expansión de la «neumonía china»

El coronavirus se propaga ya a Europa con dos casos en Francia

El turismo teme una oleada de «pánico» por un virus que ha causado ya un total de 26 muertes. Un par de pacientes permanecen ingresados en París y Burdeos desde ayer con los síntomas

 

Construcción de urgencia de un hospital de mil plazas en Wuhan, China. - AFP PHOTO

BEATRIZ PÉREZ
25/01/2020

El coronavirus, el nuevo virus chino cuyo nombre científico es 2019-nCoV y conocido popularmente como la «neumonía china», ya ha llegado a Europa. Ayer por la tarde Francia declaró sus dos primeros casos (que son también los dos primeros en el continente), con un paciente hospitalizado en París y otro en Burdeos. La ministra francesa de Salud, Agnes Buzyn, dijo que muy probablemente habría más casos en este país. Francia, junto con Italia y Reino Unido, tienen vuelos directos con Wuhan, la ciudad donde se originó el brote que ya ha matado a 26 personas y del que ya se han registrado más de 900 casos.

En España, el Ministerio de Sanidad descartó ayer los dos posibles casos que estaban en estudio en España en relación al coronavirus. Además, el ministerio ya tiene definido el protocolo de actuación ante la aparición de posibles casos, aunque lo considera muy poco probable.

En todo caso, todo el mundo está pendiente de China. Ayer, la industria mundial del turismo reconoció temer una oleada de «pánico» en China por el coronavirus. «Es probable que el nuevo coronavirus en China cause graves consecuencias económicas si su propagación causa un pánico», advirtió el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC). «Los casos anteriores han demostrado que el cierre de aeropuertos, la cancelación de vuelos y el cierre de fronteras a menudo tienen un impacto económico mayor que la epidemia misma», dijo en un comunicado la presidenta del WTTC, Gloria Guevara.

CONFINAMIENTO / Durante los últimos días, China ha intensificado sus esfuerzos para contener la propagación de este nuevo virus. Al cierre de esta edición, alrededor de 40 millones de chinos permanecían confinados en sus ciudades ante el riesgo de que el coronavirus siga expandiéndose. Si el jueves eran 20 millones los ciudadanos en cuarentena, ayer eran ya el doble. Además, muchos sitios populares, como algunas secciones de la Gran Muralla o el Shanghai Disney Resort de Walt Disney, han sido cerrados.

El número de infectados por coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), seguirá creciendo. Los científicos del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EEUU (NIAID, por sus siglas en inglés) creen que la vacuna contra este tipo de coronavirus podría estar lista en tres meses. El virus, que se originó en un mercado de animales de Wuhan y que se ha propagado a otras ciudades chinas, ya ha llegado a otros países como Japón, Singapur, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia, Estados Unidos, Vietnam y Nepal. La Comisión Nacional de Salud china (NHC) anunció ayer la construcción de urgencia de un hospital de mil plazas en Wuhan para atender a los afectados.

Varias provincias chinas han elevado al nivel 1, el máximo en emergencia sanitaria, entre ellas la capital política del país, Pekín, y la financiera, Shanghái. Además, el gobierno de la ciudad de Beijing instó a los residentes que regresan de las áreas de brote de coronavirus a permanecer en sus hogares durante 14 días, ha dicho este viernes el Beijing Daily.

Los expertos creen que el actual brote de coronavirus tendrá efectos negativos también en el turismo, la restauración y el comercio minorista. «Los inversores están preocupados por la expansión de las infecciones debido a que es una época de muchos viajes por el Año Nuevo chino», indicó la analista de WisdomTree Aneeka Gupta.