+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EN ALMERÍA

Detenido un grupo neonazi que incitaba contra los musulmanes

Los acusados ponían pasquines con mensajes xenófobos y violentos

 

Nueve detenidos en Almería por delitos de incitación al odio. - GUARDIA CIVIL / EUROPA PRESS

EFE
11/06/2020

La Guardia Civil ha detenido en los municipios almerienses de Antas y Garrucha a varias personas a las que acusa de los delitos de incitación al odio y a la violencia racista. Se trata de nueve supuestos miembros de un grupo autodenominado "Antas Klan" que realizaba patrullas nocturnas para dejar mensajes contra la comunidad musulmana.

La Comandancia de Almería ha informado en una nota de que a los arrestados, con edades comprendidas entre los 18 y los 28 años, se les imputa los delitos de incitación al odio y violencia contra una minoría por razones de índole racista, xenófoba e islamófoba; integración en grupo criminal, asociación ilícita y tráfico de estupefacientes.

En los registros efectuados han sido intervenidas una navaja con una esvástica roja en su empuñadura, dos puños americanos, 491 pasquines o carteles con contenido xenófobo, una báscula de precisión, 232,32 gramos de marihuana prensada y 108 comprimidos de una sustancia psicotrópica.

En el pasado mes de julio la localidad de Antas aparecieron numerosos pasquines firmados por este grupo extremista que aludían la supuesta inseguridad del municipio y promovían el odio y la intolerancia hacia el colectivo árabe y musulmán.

Tráfico de drogas

Este grupo ahora desarticulado estaba jerarquizado y su cabecilla influía en las decisiones del resto de componentes, con una ideología de extrema derecha que trasmitían consignas y alentaban a la población a actuar de forma violenta sobre determinados colectivos musulmanes.

Además, los detenidos presuntamente traficaban con droga como una fuente de financiación para llevar a cabo sus fines.

La operación ha sido coordinada por el juzgado de Instrucción número 4 de Vera y la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Almería, y desarrollada por agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Almería.