+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PROYECTO AMBICIOSO

Un empresario quiere iniciar la colonización de Marte en el 2022

El reto de Musk es llevar a un millón de personas en mil naves interplanetarias. El director de la firma Space X desvela su plan para habitar el planeta rojo

 

Elon Musk, durante la presentación de su proyecto en el Congreso Internacional de Aeronáutica que se celebra en Guadalajara (México). - ULISES RUIZ BASURTO / EFE

BARCELONA
29/09/2016

Los humanos podrían viajar a Marte a partir del 2022 en una nave que transportaría entre 100 y 200 personas cada 26 meses, según la pretensión del científico y empresario Elon Musk. Cualquier persona «con unos días de entrenamiento» podrá trasladarse al planeta rojo en un viaje que costaría entre 88.900 y 177.800 euros, dependiendo del equipaje que lleve, ha asegurado el fundador de la empresa de transporte aeroespacial SpaceX.

El sueño de conquistar Marte será posible con «una comunidad autosostenible» de no menos de un millón de personas, un reto que llevaría entre 40 y 100 años con una flota de 1.000 naves interplanetarias, según los cálculos del propio Musk, que se ha convertido en el orador más esperado del Congreso Internacional de Astronáutica que se celebra en Guadalajara (México).

El cofundador de la empresa PayPal ha dado a conocer un vídeo en el que desvela cómo sería el viaje. El vehículo estaría impulsado por cohetes reutilizables que volverían a la Tierra unas tres veces para ser recargados, y despegarían después para reabastecer a la nave durante un trayecto que duraría entre 80 y 150 días en las primeras misiones y solo 30 una vez consolidado el proyecto. Además, desplegaría paneles solares para abastecerse de energía durante el viaje.

PRIMERAS PRUEBAS // También ha mostrado las primeras pruebas que la empresa ha realizado de Raptor, el motor que moverá a la nave y tendrá «tres veces la capacidad de empuje» de un motor moderno con el mismo tamaño. El dueño de la compañía de coches eléctricos Tesla ha asegurado que la nave será «la más grande que se haya construido hasta ahora», con capacidad para llevar «dos o tres toneladas de carga». La idea es que cuente con servicios de restaurante, cine, juegos y gravedad cero «para hacerla más divertida» y atractiva para quienes quieran realizar el viaje.

«Podrá haber empresas de fundición de metal, pizzerías, lo que sea» para lograr la colonización del planeta, ha dicho Musk, que ha añadido que los primeros pobladores deberán tener «espíritu aventurero, talento y ganas». «La idea es que el sistema de transporte dé las máximas facilidades a alguien que quiera ir a Marte, quiera crear algo nuevo y ser parte de la fundación de esta nueva civilización», afirma. Quien desee volver a la Tierra, podrá hacerlo de manera gratuita, añadió.

Musk ha expresado el deseo de que se sumen al proyecto tanto gobiernos como otras empresas privadas internacionales para hacer una «enorme alianza pública y privada». Ante la pregunta de uno de los asistentes, Musk aceptó que no le gustaría ser uno de los primeros viajeros, pues desea ver crecer a sus hijos.

De hacerlo deberá asegurar primero «un plan de sucesión» que permita que nadie impida su proyecto de colonización de Marte, pues en las primeras misiones «el riesgo de morir es alto», admitió el científico y empresario.

LA CITA // El 67 Congreso Internacional de Astronáutica reúne hasta el 30 de septiembre a directivos de agencias espaciales de todo el mundo y a más de 3.000 especialistas, técnicos y científicos del sector espacial de 78 países.

En este encuentro se desarrollarán ponencias y mesas de trabajo para discutir el avance científico y tecnológico aeroespacial. H