+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REDES SOCIALES

Facebook aligera sus políticas sobre censura de contenidos

La red social rectifica y permite los desnudos en obras artísticas pero no los montajes digitales

 

La mítica foto de Nick Ut sobre el bombardeo estadounidense con napalm a la población vietnamita. - AP / NICK UT

EL PERIÓDICO
23/05/2017

Facebook ha cambiado sus reglas respecto a la censura de contenidos sobre sexo, violencia y terrorismo en su plataforma, según documentos internos de la compañía obtenidos por el diario británico The Guardian. La red social, tras las polémicas sobre su veto a obras de arte como ‘El origen del mundo’ de Courbet, la emblemática foto sobre la niña quemada por el napalm en Vietnam o las imágenes sobre lactancia, ha actualizado y relajado los criterios que han de seguir sus moderadores humanos.

La empresa de Mark Zuckerberg pone ahora especial énfasis en detectar todos aquellos contenidos que puedan evidenciar pornovenganzas o extorsiones sexuales, además de vetar y denunciar cualquier contenido que implique un delito, como las violaciones o el abuso sexual, especialmente a menores.

Así, las nuevas políticas admitirán las imágenes “pixeladas” de parejas realizando actos sexuales, siempre que se vea que el acto es consentido. Si una de las partes aparece dormida, insconsciente o con signos de no aceptación, será vetada y puesta en conocimiento de un superior.


VENGANZAS SEXUALES

Facebook aborda unos 54.000 casos potenciales de pornovenganza o extorsión sexual cada mes, según la información filtrada. Solo el pasado mes de enero, desactivó más de 14.000 cuentas de usuarios por estos motivos, de las que 33 afectaban a niños, tras las denuncias de otros usuarios.

La empresa está intentando aplicar software de reconocimiento de imagen para detectar este tipo de contenido, pero admite que es muycomplicado trazar líneas de modo automático, según declaraciones al diario británico.

La red social admitirá explícitamente “muestras moderadas de sexualidad”, como “besarse con la boca abierta, simulación sexual vestidos o actividad sexual pixelada”, pero vetará “agarrones, tocamientos, besos intensos, penetraciones o fetiches”. También admite “comentarios que muestren deseo sexual” pero prohibe “detalles sexuales explícitos”, como “semen”, “vaginas húmedas” o “erecciones”, entre otros de un extenso catálogo. Los juguetes sexuales se pueden mostrar siempre que no se estén utilizando.

Sobre los desnudos infantiles, se admitirán los de bebés “que no se pongan de pie” siempre que “no se focalicen en los genitales” y los que muestren imágenes infantiles sobre el Holocausto “siempre que no se quejen otros usuarios”.

También admitirán obras artísticas sobre desnudos, pero no imágenes digitales compuestas, por ejemplo, con consoladores y similares. Según el diario, sin embargo, no queda claro si ahora Facebook permitiría reproducir esculturas como El rapto de las sabinas, de Gianbologna, o algunas de las versiones de El rapto de Europa.


AMENAZAS A PERSONAS

Los documentos también muestran todo un catálogo de frases y expresiones para detectar que se está ante una pornovenganza o una extorsión con imágenes sexuales y cómo se ha de denunciar. Una lista invita también a no confundir “expresiones de deseo sexual” con chantajes.

En el caso de amenazas, se prohiben contra personas concretas (Donald Trump, por ejemplo) y se toleran cuando sean genéricas y no señalen a nadie en particular. En este sentido, sorprendentemente se aceptan expresiones como “golpea a un pelirrojo” o “vamos a pegar a los gordos”, según los documentos que muestra el diario.

En el caso de animales, explican que “se admiten para alertar contra los abusos” pero no en el caso de promoción o elogio ni cuando se denuncien por los usuarios. El documento admite, sin embargo, las fotos de animales siendo golpeados, pero no los vídeos. Y, redactado en inglés, no menciona qué hacer ante festejos con animales, como las corridas de toros, por ejemplo. Sí admite los desmembramientos en el caso de la cocina o de actividades de caza y pesca, aunque aconseja implantar filtros de aviso sobre las imágenes.