+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONFLICTO LABORAL

El Gobierno dará un plazo para pactar un árbitro en El Prat

El Ejecutivo impondrá uno si Eulen y vigilantes no llegan a un consenso

 

Normalidad en el segundo día de huelga indefinida en El Prat. - EFE

VÍCTOR VARGAS LLAMAS
16/08/2017

El Gobierno concederá un plazo limitado para que Eulen y los vigilantes de seguridad que esta empresa tiene en el aeropuerto barcelonés de El Prat consensúen un árbitro que medie en el conflicto que les enfrenta y por el que desde el pasado 24 de julio se mantiene una huelga, bien de celo, bien oficial, en los accesos de seguridad del aeropuerto.

El tiempo apremia y es previsible que ese plazo se conozca a la conclusión del Consejo de Ministros extraordinario de hoy, en el que entre otros temas se abordará este paro. Sea como fuere, el comité de huelga de los trabajadores ya ha mostrado su intención de denunciar por la vía contencioso-administrativa la conclusión del laudo, según manifiesta el asesor del órgano, Juan Carlos Giménez. Unas expectativas que, sumadas a la imposibilidad de alcanzar hasta ahora un acuerdo siquiera de mínimos entre vigilantes y compañía, hacen bastante previsible que deberá ser el propio Ejecutivo el que designe al árbitro que dirima la resolución del conflicto.

El asesor cuestiona la legalidad de un laudo «que se impondría pese a que hay unos servicios mínimos del 90%, que no hay peligro de seguridad y que los filtros están funcionando». «Nosotros vamos a recurrir por la vía contencioso-administrativa. Y estamos dispuestos a llegar a la ONU, si hace falta», destaca Giménez. No es de ese parecer el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien el lunes ya destacaba que la situación no puede mantenerse así por mucho más tiempo.

«En el momento en el que finaliza un proceso de mediación solo queda el recurso del arbitraje y el Gobierno no podía hacerlo antes porque, si no, hubiéramos acaparado otras competencias. Pero si no llegan a un acuerdo, el Gobierno designaría el árbitro y se le daría un tiempo para que formulara una propuesta de laudo», manifestó De la Serna.

Mientras se esperan los acontecimientos, las colas en El Prat no pasaron ayer de los 20 minutos, incluso con momentos en los que no había espera. Una situación de «normalidad», la del segundo día de huelga total, como la definió la directora del aeropuerto, Sonia Corrochano, que avanzó que esa será la tónica «el resto del verano» gracias en buena medida al refuerzo de la Guardia Civil en el dispositivo de seguridad.

MANISES Y ALICANTE // Por su parte, la Federación de Servicios de UGT en la Comunitat Valenciana anunció que convocará huelga del personal de seguridad en los aeropuertos de Manises y Alicante si el Gobierno aprueba hoy el nombramiento de un mediador para el conflicto de El Prat. Según el responsable de esta sección sindical, Saturnino Martínez, «en los aeropuertos de Valencia y Alicante opera la compañía Prosegur, con la que hay interlocución y no tenemos más problemas que los derivados de una década de pérdida de derechos».