+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Conducción

Gota fría: Consejos para conducir con fuertes episodios de lluvia

La mezcla del agua con el polvo y la grasa de la calzada hace que el pavimento se vuelva deslizante y aumenta el peligro en la carretera

 

Gota fría: Consejos para conducir con fuertes episodios de lluvia -

CLAUDIA RUBIO
08/09/2020

Una nueva Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), también conocida como gota fría, afectará durante esta semana a la costa mediterránea y a las Islas Baleares, siendo éstas las zonas mas afectadas por las precipitaciones. Este fenómeno, acompañado de vientos fuertes supone un gran peligro en la carretera, sobre todo cuando el agua se mezcla con el polvo y la grasa de la calzada, provocando que el pavimento se vuelva deslizante. Por ello, en episodios de lluvias intensas y tormentas, lo más recomendable es evitar coger el coche. No obstante, si no te queda más remedio que conducir, es importante que tengas en cuenta una serie de consejos para hacerlo con la máxima seguridad y evitar sustos o accidentes.

Las luces del coche

En primer lugar, debes encender las luces del coche para ganar visibilidad y para que el resto de usuarios de la carretera puedan verte. En situaciones en las que la lluvia sea muy intensa, debes circular obligatoriamente con las luces de cruce encendidas. También puedes encender el alumbrado antiniebla delantero, pero no el trasero, a no ser que la lluvia sea extremadamente fuerte. Sólo en ese caso puedes encender ambos alumbrados, los delanteros y los traseros.

Velocidad y distancia de seguridad

Reduce la velocidad aproximadamente un 10% y aumenta la distancia de seguridad con el coche que tienes delante. Debes tener en cuenta que a velocidades más altas, mayor será la lluvia que incida sobre el parabrisas del coche y por lo tanto, tu visibilidad será menor.

Visibilidad

Debes tener mucho cuidado con los cristales, ya que si se empañan perderás visibilidad. Por este motivo, es recomendable que dirijas la calefacción hacia los mismos, evitando así que se empañen.

Otro factor que resulta evidente pero que la mayoría de los usuarios no cumple es el de mantener las escobillas de los limpiaparabrisas en buen estado. Es aconsejable que las reemplaces una vez al año o ante las primeras señales de desgaste.

Cuidado con el aquaplanning

Por último, debes tener mucha precaución con el aquaplanning, un fenómeno que se produce cuando el neumático resbala sobre la carretera a causa de una capa de agua muy fina que hace que no pueda adherirse a la superficie. En episodios de fuertes lluvias tienes que circular siempre con la mirada puesta en la carretera y en caso de que veas charcos o balsas de agua, es de vital importancia que reduzcas la velocidad, pero nunca frenes. Si se produce el temido aquaplanning, lo mejor es que sujetes el volante con fuerza y no varíes la trayectoria del coche, hasta el momento en el que el neumático encuentre otra vez contacto con la superficie.

Siguiendo todas estas recomendaciones podrás llegar a tu destino sin poner en peligro ni a los pasajeros de tu vehículo ni al resto de coches que circulen por la carretera.