+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

BALANCE ANUAL

Un grado más y un 18% menos de lluvia en una España en plena crisis climática

«El calentamiento no solo no cesa, sino que se acelera a gran velocidad», recalca Teresa Ribera. El informe anual sobre el estado del clima señala un incremento de las temperaturas desde los 60

 

E. P.
03/07/2020

La crisis climática golpea a España a través de un aumento de las temperaturas y una disminución notable de las lluvias. El Primer Informe anual del Estado del Clima en España, elaborado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), señala que hoy por hoy la temperatura en nuestro país es un grado más cálida que en la década de los 60. Y que las lluvias han disminuido un 18% respecto a entonces. Esto nos lleva hacia «un escenario claramente más cálido y con menor disponibilidad de agua que en décadas pasadas», recalcó Rubén Del Campo, portavoz de la entidad.

Y es que el aumento de las temperaturas sigue batiendo récords. Según destaca el recién publicado informe, ocho de los diez años más cálidos desde que se tiene registro han sido en este siglo. Y cinco de los seis con temperaturas más altas se han registrado en la última década.

Las evidencias y efectos de la emergencia climática quedan «muy visibles» en este informe, cuyos datos confirman que «el calentamiento no solo no cesa, sino que se acelera a gran velocidad», aseguró ayer durante la presentación del estudio la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

CONSECUENCIAS EN CASCADA / En este escenario, preocupa que el aumento de las temperaturas agrave otros fenómenos ya de por sí preocupantes. Es el caso, por ejemplo, de la vulnerabilidad de los bosques ante un riesgo de incendio que aumenta con el calor. O de unos recursos hídricos en riesgo con la disminución de las lluvias y una evaporación acelerada por el calentamiento global. O una desertificación que avanza de la mano de las sequías. Mientras, también crece la inquietud sobre los fenómenos metereológicos extremos, que tenderán a incrementarse en frecuencia e intensidad conforme avance la crisis climática.

CATÁSTROFES NATURALES / Este año, sin ir más lejos, el informe estatal destaca los problemas ocasionados por los episodios de lluvias torrenciales como Gloria y sus graves efectos en las regiones mediterráneas que, según ha argumentado la ministra, «obliga a pensar en un cambio en la ordenación del territorio y el urbanismo si se quiere construir resiliencia». Precisamente, la provincia de Castellón fue una de las más afectadas por el paso de Gloria en enero, con playas desaparecidas por la borrasca, paseos maríritimos destrozados en la mayoría de las localidades costeras. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se trasladó hasta Benicarló para comprobar de primera mano los efectos de Gloria.

El informe, que también analiza los datos a nivel global, también destaca que el pasado 2019 acabó como el segundo año más cálido a escala global, tan solo superado por el 2016. Tanto el último quinquenio (desde el 2015 al 2019) como el último decenio (del 2010 al 2019) han sido los más cálidos desde que que se recopilan registros, y desde los años 80, cada década es más cálida que la anterior.

EFECTOS DEL DESHIELO / Otros datos del informe apuntan que el nivel del mar ha acelerado su incremento, y que la extensión del hielo marino del Ártico en 2019 estuvo por debajo de la media siguiendo la estela iniciada en los años 80, en la que cada década ha tenido una extensión de hielo menor a la anterior.