+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Un hombre muere al caer de un balcón por el viento en Calafell

El vendaval se lleva por delante los techos de las casetas de la Fira de Reis de la Gran Via de Barcelona

 

Los comerciantes de las paradas de la Fira de Reis de Gran Via han tenido que recoger a toda prisa sus pertenencias. - / FERRAN NADEU

EL PERIÓDICO
27/12/2017

Un hombre de 56 años ha fallecido al precipitarse al vacío desde el balcón de su domicilio mientras reparaba una ventana como consecuencia del fuerte viento en Calafell (Baix Penedès), ha informado Protecció Civil. El teléfono de emergencias 112 ha recibido la alerta a las 10.50 horas, avisando de que la víctima había caído en el patio interior de su casa desde un tercer piso. El Servei d'Emergències Mèdiques (SEM) ha desplazado tres unidades al lugar del suceso, aunque las maniobras de reanimación cardiopulmonar no han tenido éxito, han revelado las mismas fuentes.

La Direcció General de Protecció Civil ha activado una alerta por fuertes vientos para este miércoles en Cataluña. La previsión es que se superen los 70 kilómetros por hora en diversos puntos del litoral y prelitoral de Barcelona, Tarragona y las Terres de l'Ebre aunque a primera hora de la mañana ya se han registrado rachas de 107,6 en el Vallès Oriental; 96,5 en el Ripollès o 86 kilómetros por hora en el Montsià, según los datos del Servei Meteorològic de Catalunya (Meteocat).

Protecció Civil ha reiterado los consejos para evitar situaciones de peligro, como asegurar puertas, ventanas y toldos o retirar maceteros u otros objetos móviles. Este ha sido el caso de las paradas de la Fira de Reis de la Gran Via, donde la fuerza del viento ha arrancado los techos de varias casetas:

Los destrozos en una docena de puestos la feria navideña han obligado a cortar el tráfico de la Gran Via entre las calles de Comte d'Urgell y Casanova, tanto para el tráfico rodado como para los peatones. Cuatro dotaciones de los Bomberos han revisado el resto de paradas, para comprobar que no había riesgo alguno.

Entre los consejos de los servicios de emergencia está que, una vez en la calle, se eviten las zonas boscosas o parques, ya que el viento podría desprender ramas y vegetación. Al volante, circular con precaución por si de repente aparecen obstáculos en la carretera o la calle, así como moderar la velocidad y ser precavido en los adelantamientos.

A la situación de alerta por viento se suman igualmente avisos de riesgo por nevadas y mal estado del mar en Cataluña, ha informado el Meteocat. Estas previsiones se han ido modificando con el paso de las horas y se circunscriben al paso de la borrasca Bruno, que en el resto de la Península cuenta ya con varias incidencias. Los servicios de protección civil han avisado de que en las próximas horas se agudizarán sus consecuencias, ya sea en forma de viento o nevadas.

Dos aviones, obligados a regresar
El tráfico aéreo también se ha visto afectado por las inclemencias meteorológicas. Un vuelo procedente de Barcelona ha tenido que regresar a su lugar de origen este miércoles, y otro con destino Madrid ha sido cancelado en el aeropuerto de Loiu, por los fuertes vientos que se registran en Euskadi.

La alerta amarilla por el temporal obligó el lunes a cancelar cuatro vuelos que tenían previsto tomar tierra en La Paloma, en Bilbao, y otros dos se desviaron.