+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

En Alicante

Un inmigrante senegalés salva la vida a un vecino de Dénia atrapado en su casa en llamas

El rescatador anónimo escala por la fachada y saca a cuestas por el balcón al herido, que estaba postrado y ya había sufrido quemaduras en el esófago

 

El Hospital La Fe de Valencia. -

EL PERIÓDICO
08/12/2019

Un hombre, sin dudarlo, salvó la vida a un vecino enfermo de Dénia (Alicante) que había quedado atrapado en su casa en llamas. El héroes es un inmigrante que trabaja en el mercadillo de artesanía y que pasaba por la calle Port cuando vio salir humo de un balcón y escuchó los gritos de auxilio. Lo explica Alfons Padilla en el diario 'Levante-EMV',  de Prensa Ibérica.

"Se ha marchado y casi no le hemos podido dar las gracias. Ha sido muy valiente, un héroe". Los vecinos de la calle Port de Dénia expresaban ayer su inmenso agradecimiento al inmigrante que evitó una tragedia. Sobre las 14.30 horas, se desató un incendio dentro de una humilde vivienda de planta baja y una altura. Fue una vecina la que percibió el olor a humo. Se asomó a la ventana y vio que salía una abundante humareda negra del balcón de la casa de Álex, un vecino de 39 años que está enfermo y que se ayuda para caminar de un andador. Le oyó pedir auxilio y llamó al 112. Mientras, los vecinos salieron a la calle y dos de ellos derribaron la puerta de la vivienda, aunque no pudieron subir al primer piso, donde estaba atrapado Álex, porque las llamas les cerraban el paso.

AGRADECIMIENTO

Entonces apareció el rescatador, del que los vecinos dicen que trabaja en verano en el mercado de artesanía del puerto, y sin dudarlo escaló por la fachada. Cogió a cuestas a Álex y bajó por una escalera que le habían facilitado los vecinos, que también lucharon contra las llamas con extintores y arrojando cubos de agua. Luego llegaron la Policía Local, los bomberos y los servicios sanitarios.

Una ambulancia lo llevó al hospital de Dénia y luego fue trasladado a la Fe de València. Sufrió quemaduras en el esófago.

El rescatador se lavó las manos en casa de una vecina y se marchó. "Nos gustaría saber quién es para darle al menos las gracias", explica una vecina.