+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TRUCOS DE CONDUCCIÓN

¿Ir en reserva es malo para el coche?

Abusar de la reserva del depósito de combustible puede afectar a la salud y el funcionamiento del coche, aunque mucho menos que como sucedía en los vehículos antiguos

 

¿Ir en reserva es malo para el coche? -

EDGAR VIVÓ
16/01/2020

Circular en reserva es algo que todos solemos hacer de forma habitual, y más en los tiempos que corren, pero ¿es malo para nuestro coche?. Unos te dirán que no pasa nada y otros que acabarás dañando el motor, y lo más seguro es que quienes aseguran esto último sean personas mayores a las que, en parte, no les falta razón.

Y es que los coches más antiguos contaban con depósitos de metal que se oxidaban con cierta rapidez si sus paredes interiores se secaban, por lo que era recomendable mantenerlas siempre húmedas circulando con mucha gasolina. De lo contrario el óxido soltaba residuos que se podían colar en el circuito de alimentación averiando el propulsor.

Hoy día los depósitos son de un plástico especial y reforzado que no se daña ni oxida, por lo que las únicas impurezas que pueden afectar al motor provienen del propio combustible, que por otro lado está mucho más refinado y depurado que el de antes. Es por ello que en los coches modernos no hay que preocuparse tanto de llegar a la reserva, si bien la poca suciedad que pueda haber se concentrará más cuanta menos gasolina haya en el tanque. Además, la poca suciedad que pueda existir en el depósito tiene que atravesar los filtros con los que cuenta cualquier sistema moderno de alimentación.

Consejos para evitar residuos en el motor

  • No poner gasolina cuando el camión cisterna esté llenando las cubas de la gasolinera ya que en ese momento remueve los sedimentos que hay en ellos.
  • No dejar mucho tiempo parado el coche ya que todas las impurezas que hay en suspensión en el combustible acaban depositándose en el suelo del tanque donde está la admisión.

LA RESERVA FUERZA EL MOTOR

Más allá de poder dañar el motor por los residuos, la reserva es de algún modo perjudicial para el propulsor ya que lo hace trabajar más de la cuenta. Al igual que que a nosotros nos cuesta más succionar a través de una pajita cuanto menos líquido queda en el vaso, a la bomba de succión le cuesta más atraer el combustible cuando es escaso. Además, y al igual que sucede de nuevo con la pajita, al tratar de absorber los últimos resquicios de líquido se cuela aire por medio, lo que provoca que la mezcla de aire/combustible sea más pobre y por tanto menos eficiente.