+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONSENCUENCIAS DEL TERREMOTO EN LOS APENINOS CENTRALES

Italia celebra hoy en Amatrice otro funeral de Estado por las víctimas

Educadores y médicos intentan llevar algo de serenidad a los niños y a los ancianos. Protección Civil confirma que los fallecidos en el seísmo son 290 y hay 2.900 evacuados

 

El personal de socorro trabaja junto al campanario en Amatrice. - EFE

EFE
30/08/2016

El Gobierno de Italia anunció ayer que el segundo funeral de Estado por la mayoría de las víctimas del seísmo del 24 de agosto se celebrará hoy en Amatrice, una decisión que se ha tomado después de las protestas de los supervivientes de esta localidad. “Los funerales de las víctimas del terremoto tendrán lugar en Amatrice como pide el alcalde y la localidad. ¡Y como es justo!”, escribió el primer ministro italiano, Matteo Renzi, en Twitter.

La ceremonia comenzará a las 16.00 GMT en Amatrice, una de las localidades más golpeadas por el temblor y de la que eran 229 de los 290 fallecidos, según el balance oficial provisional de las víctimas por el sismo facilitado por Protección Civil italiano.

El acto se iba a celebrar en un primer momento en Amatrice, pero posteriormente las autoridades italianas decidieron cambiarlo al aeropuerto de Rieti, alegando peligrosidad en la zona.

Los damnificados de este municipio, sin embargo, se han movilizado para enterrar a sus difuntos en el pueblo del que procedían, ya que hoy la ceremonia se celebrará por la mayoría de los muertos de Amatrice.

El alcalde de esta localidad, Sergio Pirozzi, pidió al Gobierno que no se añadiera más sufrimiento “a una población devastada por el dolor”. “En estos momento del dolor es necesario estar cerca de la gente y no crear mayores problemas”, dijo Pirozzi, al tiempo que añadió que “no se puede obligar a un pueblo a ir lejos de donde ha vivido su gente”.

Por otro lado, los educadores y los médicos intentan llevar un poco de serenidad a los niños y ancianos de Amatrice. En una tienda los pequeños juegan y aprenden con los educadores y, en otra, los médicos y farmacéuticos atienden a los pacientes de más edad, gracias a la oenegé Save the Children. Los pequeños se entretienen dibujando, con juegos de madera o leyendo cuentos. Los mayores, tuvieron que escapar de sus viviendas sin sus pastillas y necesitan estos fármacos. H