+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PETICIÓN PIONERA

Un italiano seropositivo se enfrenta a cadena perpetua por contagiar a decenas de mujeres

La Fiscalía estima que llegó a mantener unas 3.000 relaciones sin protección

 

Un italiano seropositivo se enfrenta a cadena perpetua por contagiar a decenas de mujeres - EL PERIÓDICO (DANNY CAMINAL)

ROSSEND DOMÈNECH
21/10/2017

Cadena perpetua con dos años de aislamiento diurno para un hombre de 32 años que, aun sabiendo que era seropositivo, mantuvo 3.000 relaciones sexuales, según se estima, con al menos 57 mujeres a las que convencía para no usar ninguna protección. Es cuanto ha pedido la fiscal de Roma, Francesca Scavo, contra Valentino Talluto, durante un proceso en el que le acusa de "epidemia voluntaria y lesiones graves". Es la primera vez en Italia que un fiscal pide una pena tan alta.

Una parte de las 17 acusaciones particulares que fueron admitidas en la vista oral había pedido que el proceso se celebrase a puerta cerrada, pero la jueza para las diligencias previas, Evelina Canale, lo rechazó, aduciendo que "el proceso tiene un específico interés social, por lo que es justo que se desarrolle de manera pública".

Unas 30 de las mujeres que frecuentó  el joven son ahora también seropositivas, así como un niño de actualmente tres años, con cuya madre el joven mantuvo una relación mientras estaba embarazada.

CONTACTOS DEL MÓVIL

Además de no haber pedido disculpas a nadie, el acusado no ha querido tampoco indicar el número exacto de relaciones y personas con las que se vio a partir del 2006 cuando supo que era seropositivo. Los magistrados han elaborado la cifra, que consideran “incompleta”,  a partir de un análisis de su teléfono móvil y llamando a los números contactados por Talluto entre el 2013 y el 2015, aunque en la lista constaban con solo con el nombre del receptor.

"Nuestra investigación es incompleta", ha admitido la fiscal ante la imposibilidad de encontrar a todas las víctimas, entre las que hubo estudiantes, amas de casa y mujeres contactadas en clubs de alterne y  mediante intercambio de parejas. “No sabremos nunca el número exacto de personas que ha contagiado”, ha ilustrado.

Por esta razón la magistrada ha decidido no conceder  “ninguna atenuante genérica”, explicando que, además,  “Talluto se ha cerrado siempre en banda o diciendo mentiras y nunca nos ha revelado los apellidos de los nombres memorizados en el móvil”.

A TRAVÉS DE LAS REDES

El joven usaba generalmente las redes sociales para encontrar a sus ligues, o bien frecuentaba locales y clubs de alterne. Para las comunicaciones usaba el alias del cantante británico  Harty Style, hasta covencer a las mujeres a darle sus direcciones, a las que enviaba enormes ramos de flores, a lo que seguía una cita. Siempre pedía relaciones sexuales no protegidas, aduciendo que estaba bien. "Puedes confiar, no tengo nada, pasé unos análisis el mes pasado", decía a unas, mientras que a otras aducía ser "alérgico al látex" de los profilácticos.

Talluto descubrió ser seropositivo en el 2006, según ha reconstruido la fiscalía, aunque a partir de aquel momento mantuvo relaciones sin protección hasta el 23 de noviembre del 2016, día en que fue detenido.