+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DENUNCIA FALSA

La joven de Gandia que denunció la violación ahora dice que mintió

Tras la confesión, el juez ha puesto en libertad a los seis detenidos. La policía española arrestó a uno por agresión sexual y a los otros por no hacer nada

 

Aspecto de las playas de Gandia. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
13/08/2017

Giro de guion inesperado en el caso de la violación de la mujer de Gandia que tanta indignación había levantado durante las últimas horas. La víctima había denunciado que había sido agredida sexualmente por un hombre y que ninguno de los otros cinco inquilinos que se encontraban en la casa habían intervenido para impedirlo, ignorando los gritos de auxilio que pedía. 

Dos días después, sin embargo, esta mujer cambió su versión de lo sucedido. Ante el juez que instruye esta causa ha declarado, según recogen los autos consultados por Europa Press, que en realidad puso una "denuncia falsa por celos". Los seis hombres de entre 29 y 52 años, de origen pakistaní, cubano y argelino, han quedado en libertad. 

Fueron arrestados por agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP). A ellos la mujer les explicó que se encontraba retenida en un domicilio de Gandia que compartía con los seis hombres. Los policías detuvieron a uno como presunto autor de agresión sexual y a los otros por omisión del deber de socorro.

La joven condenada a pagar una multa 

Los seis hombres injuriados están en manos de los abogados América 4 de València, un gabinete que interpondrá una demanda civil contra la joven por haberles privado de libertad durante 48 horas. La mujer, según recoge Europa Press, ya ha sido condenada a un año de cárcel por la denuncia falsa, a través de un juicio rápido que se celebró contra ella tras revelar lo que había ocurrido en realidad. Esta pena, sin embargo, quedó finalmente rebajada a una multa económica dado que no tenía antecedentes penales.

En su primera declaración a la Policía,  la joven aseguró que había sido agredida sexualmente por uno de sus compañeros de piso y que apesar de pedirle en diversas ocasiones que la dejase salir, este se lo impidió. La presunta víctima también había gritado auxilio al resto de compañeros y estos hicieron caso omiso a pesar de estar dentro de la vivienda.