+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

INVESTIGACIÓN POR DELITOS DE ODIO

El juez ordena cerrar las cuentas de internet del investigado por amenazar a gais

La magistrada también prohíbe al vecino de Mataró, que reconoció haber subido vídeos ultrajantes, usar las redes sociales. El hombre insinuó en un video que repetiría en Barcelona la masacre ocurrida en la discoteca estadounidense de Orlando

 

José Miguel Camargo, en una captura de un vídeo en el cual anima a matar homosexuales. - EL PERIÓDICO

J. G. ALBALAT
05/10/2016

Un juzgado de Mataró ha ordenado el cierre y bloqueo de la cuentas en You Tube, Twitter, Facebook, así como de una página web, tal y como reclamó la fiscalía, utilizadas por José Miguel Camargo Quintana por menospreciar al colectivo de lesbianas, gais y transexuales y bisexuales (LGTB) y amenazar con cometer en Barcelona una masacre como la perpetrada en una discoteca de ambiente homosexual de  Orlando (Estados Unidos) en junio de este año. También prohíbe al investigado acceder y usar estas redes sociales. La magistrada sostiene que existen “sólidos” indicios de la comisión de un delito de provocación al odio por parte del investigado, más cuando este, durante su declaración, reconoció “sin ambages” que subió a la red vídeos “inequívocamente ultrajantes, humillantes u ofensivos” hacia los homosexuales.  

Camargo, de 36 años y residente en Mataró, fue detenido a finales de agosto o principios de septiembre por la Policía Nacional que, tras interrogarlo, lo dejó en libertad. El fiscal para los delitos de odio y discriminación, Miguel Ángel Aguilar, solicitó al juzgado que se encarga de investigar el asunto que lo citara urgentemente a declarar. La jueza citó el pasado 30 de septiembre al investigado y este, según el auto en que se acuerda las medidas cautelares, reconoció como suyos los canales de internet usados para menospreciar a los homosexuales y haber subido a la red a través de ellos vídeos ultrajantes para este colectivo. 

En uno de esos vídeos, el denunciado se muestra cargando y disparando sin munición un arma de fuego mientras proclamaba: “Trece días de fiesta de maricones en Barcelona, trece días para prepararme, yuhuuuuu”, en referencia, según el auto, al Circuit Festival 2016. La jueza destaca que la grabación tiene un contenido de odio e incitación a la violencia, “habida cuenta de la tragedia ocurrida en la ciudad” de EEUU que titula el vídeo, “donde decenas de personas fueron tiroteadas y asesinadas en una discoteca de ambiente gay”. 

GENERADOR DE ODIO

Al entender de la jueza, “la pluralidad” de comentarios e imágenes incorporadas al atestado, y cuya autoría es reconocida por el denunciado, “conforma un discurso claramente generador de odio e incitador a la violencia” contra el colectivo gay e, “inequívocamente degradante y ofensivo” contra los homosexuales, así como para el “género femenino” (afirmando, por ejemplo, que “los maricones son una anormalidad”, “una feminista con un tiro en la cabeza es un problema menos” o “maricón muerto, abono para mi huerto”. Después de que la policía le dejara el libertad, Camargo volvió a colgar en internet otro vídeo de contenido similar. 

La jueza destaca que, en la propia declaración ante ella, el investigado mantuvo un “discurso de continuo desprecio y rechazo a lo que denomina homofascismo, a los ideales feministas, y de aversión a los más elementales valores de igualdad y no discriminación por motivos de sexo y orientación sexual, pretendiendo exculpar su conducta en su libertad de expresión”. La togada señala que “es evidente” que ese “discurso generador de odio y discriminación no tiene cobertura en los derechos fundamentales de libertad de expresión y libertad ideológica o de conciencia”. Y es “evidente”, insiste, que los comentarios y vídeos en los que se exhibe un arma supone una “clara incitación pública a la hostilidad y violencia contra una pluralidad de personas por su orientación sexual”, es “lesivo para su dignidad y atenta contra las mínimas reglas de la convivencia democráctica”. 

La jueza, por tanto, ordena suprimir el canal de Youtube “Stop Homofascistas Canal Antihterofobia”, bloquear la página “stophomofascistas”, suprimir la cuenta de Twitter con el seudónimo Koji Kabuto y cerrar la cuenta en Facebook a nombre del acusado. También prohíbe al investigado acceder y usar estas redes sociales, con el apercibimiento de que podría incurrir en un delito de quebrantamiento de condena, y le impone la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado.