+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LO PRETENDÍA VENDER

El juez propone juzgar a Jaime Botín por sacar de España su 'picasso'

El banquero está acusado de contrabando por no contar con autorización de Cultura, mientras el patrón del barco que llevó el cuadro a Córcega ha quedado exonerado

 

'Cabeza de mujer joven', obra de Picasso, propiedad de Jaime Botín. - AFP

ÁNGELES VÁZQUEZ
07/06/2017

El banquero Jaime Botín tendrá que responder en un juicio por trasladar a Córcega el cuadro 'Cabeza de mujer joven', atribuido al pintor Pablo Picasso, que pretendía vender a través de la casa de subastas Christie's en Londres. Un año después de que la obra fuera localizada fuera de España, el juez de Pozuelo de Alarcón (Madrid) Enrique Presa ha dado por concluida la instrucción de la causa y propone juzgar a Botín por un delito de contrabando.

El auto hecho público este miércoles da 10 días al fiscal y las acusaciones para soliciten la apertura de juicio oral contra el banquero y presenten su escrito de acusación. En cambio, exonera al patrón de la embarcación que llevó el cuadro a Córcega, al entender que cumplía órdenes de Jaime Botín.

El delito de contrabando castiga a quien exporte o expida bienes del Patrimonio Histórico Español sin la autorización preceptiva. La ley de patrimonio histórico español prevé que quien posea un bien con más de 100 de antigüedad necesita autorización expresa para su exportación.

La resolución explica que el 12 de diciembre de 2012, Christie's Ibérica, en nombre de Jaime Botín, solicitó permiso para la exportación definitiva del 'picasso' fechado en 1906 y valorado en unos 26 millones de euros. Señalaba que la obra se encontraba en la vivienda del banquero en Pozuelo.

SUBASTA EN LONDRES
La autorización era para subastar el cuadro en Londres, y el Ministerio de Cultura la denegó. El 21 de diciembre Christie's Ibérica comunica que la petición de licencia de exportación era un error, porque "la obra siempre estuvo en el extranjero". Los correos entre el empleado que hizo esta comunicación y la empresa demuestran que no es cierto, así como tres amigos del banquero que declararon haber visto el cuadro de Picasso en su casa o en su barco.

El 24 de enero de 2014, Botín hizo constar ante notario en Valencia que la obra se encontraba en su buque 'Adix', propiedad de la panameña Euroshipping Charter Company INC, con bandera del Reino Unido y cuyo principal accionista es el propio banquero.

Tras expedirse el acta notarial, el barco partió a Córcega y el cuadro fue encontrado en su interior por el servicio de aduanas y devuelto a España. Actualmente se encuentra en el museo Reina Sofia.