+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Violencia machista

Juzgan al Melillero por una agresión anterior a otra expareja

El Juzgado de lo Penal número 13 de Málaga tiene previsto juzgar este próximo miércoles al sospechoso de rociar con ácido a su exnovia y a una amiga en Cártama, pero por un caso de supuesto maltrato anterior

 

Juzgan al sospechoso de rociar ácido a su exnovia por una agresión anterior a otra expareja. - ÁLEX ZEA

LA OPINIÓN DE MÁLAGA
25/01/2021

El Juzgado de lo Penal número 13 de Málaga tiene previsto juzgar este próximo miércoles día 27 al Melillero, sospechoso de rociar con ácido a su exnovia y a una amiga de esta en la localidad malagueña de Cártama, pero por un caso anterior por supuesto maltrato a otra expareja, a la que presuntamente golpeó y arrastró en una discoteca en 2016, tras lo que la amenazó en redes sociales y por teléfono.

En este caso, la Fiscalía solicita dos años y medio de prisión por unos hechos que, en concreto, sucedieron en agosto de dicho año. Según el escrito inicial del fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, la víctima, con la que el acusado tiene un hijo, estaba en una discoteca de Marbella (Málaga) y se encontró con él, el cual le pidió explicaciones del motivo de estar allí.

En ese momento, se produjo una discusión entre ambos, en la que el procesado presuntamente "agredió --a la mujer-- dándole un puñetazo en la cara y tirándola al suelo", dice las conclusiones provisionales de la acusación pública, apuntando que, además, supuestamente "la agarró por el pelo y la fue arrastrando por los escalones de dicha discoteca".

La víctima logró escapar pero, al parecer, el acusado la alcanzó y la arrojó sobre el capó de un coche, donde "la agredió, dándole puñetazos en el cuerpo hasta que salió huyendo", señala el ministerio fiscal. Finalmente, la mujer se encontró con agentes de la Policía Nacional que la acompañaron a un centro de salud para tratarla de las contusiones que presentaba.

Además, según el relato de la Fiscalía malagueña, en los días siguientes, el acusado pidió perdón a la mujer, queriendo ver al niño; pero ante la negativa de ella "la volvió a llamar esta vez desde un número oculto y la injurió y vejó", diciéndole, entre otras cosas, "no vales para nada, te voy a meter un tiro que te voy a dejar inválida".

Asimismo, supuestamente, el acusado ha enviado mensajes a través de una red social en los que le decía; "te voy a sacar las tripas, el que te he mandado a tu casa no ha ido a darte besitos".

Para el fiscal, se trata de un delito de malos tratos, por el que pide que se imponga al acusado la pena de 12 meses de prisión y la prohibición de acercarse a menos de 500 metros o comunicar con la víctima; otro de amenazas, por el que solicita que se le condene a 18 meses de prisión; y otro de vejaciones, solicitando la localización permanente durante diez días.