+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tenía 18 años

Juzgan a tres jóvenes por una agresión sexual en grupo a una chica en Villalba (Madrid) en 2015

La Fiscalía reclama para la víctima una indemnización de 30.000 euros en concepto de daños morales

 

La Audiencia Provincial de Madrid. -

El Periódico / Agencias
11/01/2019

La sección 29 de la Audiencia Provincial de Madrid juzga el martes 15 de enero a tres jóvenes por presuntamente agredir sexualmente a una chica de 18 años en Collado Villalba.

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita 15 años de prisión para Miguel Ángel C.O., idéntica pena que para Ricardo A.M. y Martín A. por un delito continuado de agresión sexual a una joven de 18 años cometido el 13 de marzo de 2015 en una vivienda de Villalba

Al mismo tiempo ha reclamado una indemnización de 30.000 euros para la chica en concepto de daños morales y es que, a consecuencia de estos hechos sufre sintomatología reactiva de ansiedad compatible con un cuadro de estrés postraumático en remisión parcial "y compatible con la percepción de la presunta víctima de haber sido agredida sexualmente".

Relato de los hechos

Según el relato de la Fiscalía, los tres acusados "con ánimo de satisfacer su ánimo libidinoso" concertaron un encuentro con la joven a través de un compañero de clase que finalmente no acudió.

Así, sobre la 1.20 horas de la madrugada llevaron a la chica a una vivienda de Villalba y una vez allí Ricardo, con quien había mantenido relaciones sexuales "esporádicas" hasta enero de 2013 "y sin volver a mantener contacto hasta el día de los hechos" la llevó al dormitorio donde comenzó a besarla y a quitarle la camiseta.

A continuación entraron en el dormitorio los otros dos acusados. Uno de ellos manifestó que "compartiera un poco", algo a lo que se negó la joven. Pese a ello Ricardo le contestó que "el hecho de que sus hermanos la probaran significaría que le daban la aceptación o negación como pareja", un comentario que puso nerviosa a la chica al tiempo que rechazaba la proposición.

Aunque la joven reiteró su negativa a mantener relaciones con los tres acusados y opuso resistencia, fue obligada a realizar felaciones a los procesados.