+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CATÁSTROFE MEDIOAMBIENTAL

La justicia absuelve a los acusados del 'caso prestige'

Considera que la decisión de alejar el buque se tomó de buena fe y solo se condena al capitán por desobediencia

 

Proa del buque hundido ante las costas gallegas. EL PERIÓDICO -

REDACCIÓN / A CORUÑA
13/11/2013

La Audiencia Provincial de La Coruña ha absuelto tanto al capitán del 'Prestige', Apostolos Mangouras, al jefe de máquinas del buque y al exdirector general de la Marina Mercante José Luis López Sors, por los delitos contra el medioambiente de los que eran acusados, mientras que únicamente el primero ha sido condenado a 9 meses de prisión por un delito de "desobediencia grave".

En su fallo, hecho público este miércoles en el undécimo aniversario del siniestro marítimo -ocurrido el 13 de noviembre de 2002 frente a las costas gallegas-, el tribunal que durante nueve meses juzgó la catástrofe, ha absuelto de todos los delitos por los que eran procesados al jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos y a López Sors.

Mientras, el cuarto acusado, el primer oficial, Ireneo Maloto, queda excluido de esta sentencia porque no llegó a ser juzgado, al encontrarse en paradero desconocido.

El presidente de la Sala que enjuició los hechos, José Luis Pía, ha sido el encargado de leer la sentencia, en lengua gallega, sobre un siniestro que provocó una de las mayores catástrofes medioambientales registradas en España.

 La sentencia considera que el exdirector general de la Marina Mercante, José Luis López Sors, actuó de buena fe y contó con asesoramiento "correcto y suficiente" aunque se equivocaran en su diagnóstico y en la valoración de los posibles efectos. Y por tanto "no se le puede atribuir responsabilidad penal".

Y admite los argumentos sobre en qué puerto debía recalar el buque --la ensenada de Corcubión como más probable-- y a quién podía afectar, por los problemas que suponía y las condiciones meteorológicas adversas que hacían prever "un hundimiento inminente". 

Avala que el 'Prestige' navegara con "navegantes experimentados" y los exculpa de conocer problemas en el barco "porque todos sabían que no era nuevo".

El cuarto acusado, el primer oficial, Ireneo Maloto, no llegó a ser juzgado, en una vista que se prolongó durante nueve meses, al encontrarse en paradero desconocido.

La sentencia recoge las dificultades que puso el capitán para el rescate y la tarea "difusa y confusa" del delegado del Gobierno en Galicia, Miguel Fernández de Mesa.