+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

JAPÓN

Muere una mujer por un virus de garrapatas tras ser mordida por un gato

Es el primer caso en el mundo de contagio del virus SFTS a humanos por otros mamíferos

 

Gatos en Japón - REUTERS / THOMAS PETER

ADRIÁN FONCILLAS / PEKÍN
25/07/2017

Una mujer japonesa ha muerto por un virus portado por garrapatas tras ser mordida por un gato en el que podría ser el primer caso de infección indirecta de la enfermedad.

La mujer, de unos 50 y de la que no ha trascendido el nombre, falleció 10 días después de ser mordida por un gato callejero cuando lo llevaba al veterinario en el oeste de Japón. Las autoridades han confirmado que murió por el Síndrome de Fiebre Alta con Trombocitopenia (SFTS, por sus siglas en inglés), una enfermedad transmitida por garrapatas, según el diario japonés 'Asahi Shimbun'.

El virus se contagia normalmente por picaduras de garrapatas y también ha habido casos de infecciones entre humanos, pero el Ministerio de Salud de Japón sostiene que este sería el primero en el que ha pasado de un mamífero a una persona. La autopsia en la mujer no reveló ninguna picadura de garrapata por lo que las autoridades concluyeron que la infección llegó del gato callejero.

Tras el primer caso de infección indirecta, el Ministerio de Salud ha dado instrucciones a la Asociación Médica de Veterinarios de Japón para utilizar guantes cuando traten a animales enfermos y ha pedido a los dueños de mascotas que utilicen pesticidas y las lleven a la clínica ante los primeros síntomas.

FIEBRE, VÓMITOS Y DIARREA

La SFTS tiene un periodo de incubación de entre seis días y dos semanas y después provoca fiebre alta, vómitos y diarrea. El primer caso en Japón fue detectado en 2013 y desde entonces han sido infectadas 266 personas, de las que 57 han muerto. Unas 60 personas la contraen anualmente en Japón directamente de garrapatas, según datos oficiales. La enfermedad carece de tratamiento y las terapias van dirigidas a atenuar los síntomas. La tasa de mortalidad alcanza en algunas zonas el 30 % y el riesgo aumenta en los mayores de 50 años.

Se trata de una enfermedad relativamente nueva que surgió en 2010 en el noreste y centro de China y se ha extendido ya a Corea del Sur y Japón. “Los animales callejeros en cualquier parte del mundo deben de ser tratados de forma diferente a las mascotas y es aconsejable evitar acercarse a ellos”, ha recordado el doctor Adam West al diario hongkonés South China Morning Post.

RIESGO BAJO PARA LOS HUMANOS

Masayuki Saiko, experto en infecciones virales del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas, ha subrayado que el riesgo para los humanos es bajo . “El gato en cuestión murió después de mostrar síntomas muy serios”, ha dicho a la agencia Kyodo. El ministerio ha confirmado que las mascotas en el interior tienen pocas posibilidades de contraer el SFTS  pero que se han registrado un aumento de casos desde principios de año. Se estima que menos de un 10 % de las garrapatas son portadoras del SFTS pero el porcentaje aumenta en función de la región y la estación del año.

Las garrapatas están asociadas en todo el mundo a la enfermedad de Lyme, que puede casar serios trastornos si no es tratada a tiempo.