+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Polémica

Otro caso en la Comunidad Valenciana de un político vacunado contra el covid-19

La socialista Cristina Morera argumenta que fue un último recurso para no tirarla a la basura

 

La concejala de Sanidad de Denia, Cristina Morera. - A. P. F.

EL PERIÓDICO
27/01/2021

La edil de Sanidad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Denia (Alicante), la socialista Cristina Morera, es otro cargo político de la Comunidad Valenciana que ha recibido la vacuna contra el covid-19, a pesar de no pertenecer a ninguno de los grupos de riesgo, según se ha conocido este martes.

Según un comunicado del PSPV-PSOE de Denia, la concejala recibió a última hora de la tarde del pasado día 12 una llamada de teléfono del director de Salud Pública del área para que ayudara al personal de vacunación desplazado a la Residencia Santa Llúcia a encontrar a otras personas que "pudieran aprovechar las dosis sobrantes; en caso contrario, tendrían que ser lanzadas a la basura".

La edil "hizo las gestiones oportunas y se desplazó hasta el centro de día, donde estaba habilitado el punto de vacunación, con las personas, mayores de 65 años o con dolencias de riesgo, localizadas para ser vacunadas", añade.

"A última hora, una de las voluntarias rechazó, por indicación médica, el tratamiento. Y entonces se pidió a la regidora que fuera ella la receptora de la última dosis sobrante para no derrocharla", indica la nota de prensa.

Tanto la edil como el alcalde de Denia y secretario local del PSPV-PSOE, Vicent Grimalt, han solicitado al Departamento de Salud Pública que emita "un informe claro sobre los hechos y los criterios que se siguieron para contactar con la regidora de Sanidad y ofrecerle a ella, en última instancia, la dosis sobrante de la vacuna".

Desde la ejecutiva local del PSPV-PSOE consideran que "el caso, si realmente es polémico y se procedió de manera irregular, ya está siendo investigado por las instancias competentes: el Departamento de Salud Pública y la Conselleria de Sanidad".

Por su parte, la concejala ha manifestado su disculpa por si la manera de actuar fue errónea, a pesar de que, "en ningún caso, hubo mala fe o voluntad de aprovechar el cargo para obtener un privilegio". "Me limité a seguir las instrucciones de las autoridades sanitarias en todo momento y valorando como correcto el criterio de no perder dosis, que entendí que formaba parte del protocolo establecido para el proceso de vacunación", ha dicho la edil. "Además, lo primero que hice, cuando me pidieron ayuda, fue asegurarme que los colectivos de riesgo de la ciudad, sanitarios, personal sociosanitario, residentes de Santa Llúcia, estaban ya vacunados", ha afirmado.

Morera ha puesto a disposición del alcalde su acta de concejala y la posibilidad de abandonar sus competencias si así se considera o si desde el PSOE se decide la finalización de un expediente de baja de militancia.

A la espera de las conclusiones del informe de Salud Pública, ni desde la ejecutiva local del PSPV-PSOE ni desde el grupo municipal socialista "se tomará de momento ninguna decisión sobre el mantenimiento" de su cargo como concejala de Morera.

El caso de esta edil se ha conocido días después de que la Consejería de Sanidad haya abierto una investigación para aclarar la administración de dosis fuera del plan de vacunación al alcalde popular de La Nucía (Alicante), Bernabé Cano, al edil de Sanidad de este municipio, Manuel Alcalá, y a los alcaldes socialistas de las localidades alicantinas de El Verger, Ximo Coll, y Els Poblets, Carolina Vives, y de Rafelbunyol (Valencia), Fran López. A esta lista se une también el concejal de Sanidad de Orihuela (Alicante), José Galiano (PP).