+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TRAGEDIA EN CALDES DE MALAVELLA

Los padres de la niña muerta en un castillo hinchable en Girona se plantean acusar a las administraciones

Han encargado un informe para determinar errores en seguridad, vigilancia y licencias

 

El castillo hinchable de Caldes de Malavella (Selva), cuyo accidente costó la vida a una niña de seis años. - GERARD VILA

EL PERIÓDICO
11/07/2017

Los padres de la niña fallecida en el accidente de un castillo hinchable de un restaurante de Caldes de Malavella (Girona) se plantearán exigir responsabilidades penales o civiles al ayuntamiento u otras administraciones si entienden que hubo una actuación negligente por su parte.

Así lo ha indicado este martes el abogado de la familia, Carles Alabau, que ha precisado que han encargado un informe técnico para "analizar la actuación por parte de las administraciones, y cuando tengamos este informe lo valoraremos, lo presentaremos en la causa y, si de este informe se derivaran imputaciones de nivel penal o civil, evidentemente las pediremos".

Los padres han acudido este martes a los juzgados de Santa Coloma de Farners para declarar y recibir el ofrecimiento de acciones por los hechos ocurridos al "volar" un castillo hinchable de un restaurante de Caldes que estaba mal anclado, lo que causó heridas de distinta consideración a seis menores y la muerte de la niña, de 6 años.

A falta del resultado de este informe, el letrado de la familia ha considerado que, de los datos disponibles, "aquí no vemos ningún accidente fortuito" porque "había una falta total de seguridaden el anclaje del hinchable, una falta total de seguridad en cuanto a las personas responsables que debían estar vigilándolo y, ante esta situación, descartamos totalmente el accidente fortuito".

"NEGLIGENCIAS CLARAS"

En el mismo sentido, el letrado de la acusación ha estimado que "hubo negligencias claras desde un punto de vista de seguridad en lo que respecta al hinchabkle, por lo que respecta a la falta de vigilancia y, evidentemente, a las correspondientes licencias de las actividades".

El abogado de los propietarios del restaurante Mas Oller, Carles Monguilod, ha manifestado por su parte que el informe pericial encargado no ha llegado todavía al juzgado, por lo que "si alguien habla ahora de negligencia está en su derecho porque es una cuestión de interpretación de los hechos, pero pienso que es precipitado".

Monguilod ha opinado que aún no se puede hablar de si hubo o no negligencia en este caso "sin saber las causas que provocaron el accidente" y "solo cuando se sepan las causas se podrán valorar si eran evitables y si se pudo prever lo que ocurrió".

A la espera de que llegue el informe pericial, encargado al Grupo de Ingeniería Forense del Gabinete Central de la Policía Científica de Madrid, Monguilod prefiere hablar de "accidente" ya que "no hay un informe que diga lo contrario".

Además, el abogado ha señalado que no tiene constancia de alguna normativa europea que tuviera que haberse aplicado en cuanto a la instalación del hinchable.