+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Los efectos del coronavirus

Los panaderos reclaman protocolos claros para sus trabajadores y consumidores

Solicitan a los clientes que paguen mediante tarjetas y dispositivos móviles La Ceoppan garantiza en todo momento el abastecimiento de la población

 

Una dependienta de una panadería. - MARC VILA

EUROPA PRESS
23/03/2020

El sector de la panadería, como parte integrante de la industria y el comercio agroalimentario, ha reclamado el apoyo de las administraciones públicas para poder dotar a sus trabajadores de los equipos de protección individual y medios de desinfección necesarios para seguir realizando su labor con todas las garantías en la situación excepcional motivada por la crisis sanitaria del coronavirus.

En un comunicado, la Confederación Española de Panadería, Pastelería, Bollería y Afines (Ceoppan), señala que se ha transmitido a las empresas del sector la necesidad de adoptar "estrictamente todos los protocolos de seguridad, higiénicos y de distanciamiento social que las autoridades sanitarias recomiendan para garantizar la seguridad de las plantillas y de los consumidores".

Asimismo, destaca que muchas de estas empresas, en la medida de sus posibilidades, están adaptando sus productos, horarios y condiciones de servicio para facilitar a los consumidores más desfavorecidos por la crisis el acceso a sus productos.

Además, hace un llamamiento a los clientes para que potencien el pago mediante tarjetas y dispositivos móviles, y para que respeten las indicaciones de higiene y distanciamiento social adoptadas en los establecimientos.

Abastecimiento asegurado

Por otra parte, garantizando en todo momento el abastecimiento de la población, Ceoppan indica que muchas empresas de panadería están viendo disminuida su facturación de manera muy significativa, "lo que pone en riesgo, tanto la continuidad de las empresas como los puestos de trabajo de sus empleados, de no poder ser tramitados con agilidad sus Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTES), alegando fuerza mayor".

Finalmente, la confederación quiere reconocer públicamente la labor de todos los panaderos y de todas las empresas del sector que están trabajando, "a veces en condiciones muy difíciles y asumiendo los riesgos inherentes a esta situación tan excepcional", para asegurar que el pan llegue a diario a las panaderías con la máxima normalidad y regularidad posibles.