+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

OFRECÍA FALSA REGULARIZACIÓN

La Policía detiene a un predicador en Madrid por estafar a sus seguidores

El arrestado pegaba un falso visado con el sello de una ONG en sus pasaportes. La investigación continúa abierta porque no descartan nuevas víctimas

 

Coche patrulla de la Policía Nacional. - MANUEL LORENZO / EFE

EL PERIÓDICO / EFE
16/08/2017

La Policía Nacional ha detenido en Las Rozas (Madrid) a un predicador panameño por estafar a seguidores suyos inmigrantes con una falsa regularización en España a cambio de dinero, informa este Cuerpo.

El arrestado presidía una supuesta organización no gubernamental (ONG) especializada en ayuda humanitaria y contactaba con las víctimas en un centro de oración de Las Rozas donde predicaba donde les ofrecía la gestión de la nacionalidad española a cambio de una cantidad económica que solía ser doscientos euros.

Tras pegar un falso visado con el sello de la ONG en el pasaporte, el detenido indicaba a las víctimas que ya podían solicitar trabajo y residencia y que estuvieran tranquilas porque ya estaban de forma legal en España.

Los investigadores han habilitado el teléfono 913228624 de lunes a viernes de nueve de la mañana a nueve de la noche y el correo electrónico madrid.bpedgoe6@policia.es para que los perjudicados puedan contactar con los agentes.

La investigación se inició cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un inmigrante justificaba su estancia regular en España con una pegatina con el nombre de la ONG pegada en una de las hojas de su pasaporte y además otra de las páginas también tenía estampado un sello de la misma organización.

Los policías constataron que un hombre de nacionalidad panameña, presidente de la ONG, ofrecía legalizar la situación de inmigrantes a cambio de dinero, por lo que le detuvieron la pasada semana y lo pusieron a disposición judicial.

La investigación, llevada a cabo por agentes del Grupo VI de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, continúa abierta por lo que no se descartan nuevas víctimas.