+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PARRICIDIO

Prisión sin fianza para el detenido por matar a su padre en Boadilla

 

UVI móvil del servicio de Emergencias de la Comunidad de Madrid. - @112CMADRID

AGENCIAS
19/10/2018

El magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Móstoles, en funciones de guardia, ha acordado la prisión provisional comunicada y sin fianza de Víctor V.F., el joven detenido como supuesto autor de la muerte de su padre en la madrileña localidad de Boadilla, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en una nota de prensa.

Durante su comparecencia judicial, el detenido se ha acogido a su derecho constitucional a no declarar. Sobre él pesa la supuesta comisión de un delito de homicidio, si bien esta calificación penal es provisional y podría variar según se vayan practicando las correspondientes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial. Entre otras diligencias iniciales el magistrado ha ordenado la toma de una muestra de ADN 
del investigado, quien ha sido conducido al recinto penitenciario de Navalcarnero.

Víctor V. fue trasladado al juzgado esta mañana, tras negarse a declarar ante la Guardia Civil durante los tres días que ha estado detenido en la Comandancia de Tres Cantos. El arrestado no colaboró en ningún momento con los agentes y su actitud fue evasiva y distraída.

De momento, la Guardia Civil ya tiene sobre la mesa el informe preliminar de la autopsia del Instituto Anatómico Forense, que concluye que el fallecido, Rafael V.M., lotero de Boadilla de 65 años, murió de un shock hipovolémico tras recibir varias puñaladas en el cuello y el abdomen.

SIN NOTICIAS DEL ARMA


El Equipo Científico y de Homicidios registró el miércoles por la mañana la casa que tiene en Robledo de Chavela el hijo el detenido con él presente. No encontraron el arma del crimen. Tampoco hallaron sangre ni vestigios en la administración de lotería, cuyo negocio compartían ambos.

Han analizado también el móvil del apresado para comprobar si estaba en el lugar del crimen. El presunto parricida, de 37 años, fue detenido el martes a las 13.00 horas, tenía heridas en las manos y los brazos, por lo que podría haber tenido un forcejeo con el padre. Tenía discusiones económicas con su progenitor y sufre un trastorno mental que los médicos están analizando, según fuentes de la investigación.

Precisamente, los agentes se están centrando en el móvil del crimen y en las fuertes discusiones que el fallecido y supuesto asesino mantenían, según algunos testigos. Al parecer, el padre pretendía vender la administración de lotería y el hijo no quería. También quieren averiguar si el arrestado tomó algún tipo de droga, si se estaba medicando por su enfermedad mental y si sufrió un brote transitorio en el momento del crimen.

CUATRO PUÑALADAS


El cuerpo sin vida del lotero fue hallado este martes por un repartidor de publicidad, que lo vio en el coche aparcado cerca de una escuela infantil, en la calle Cazorla de Boadilla. Tenía dos heridas incisivas de arma blanca en el cuello y otras dos en el abdomen. Los efectivos del Summ-112 que se desplazaron a la zona solo pudieron confirmar el fallecimiento, dado que el varón llevaba varias horas fallecido y no fue posible ninguna maniobra de reanimación cardiopulmonar.

Fuentes de la Guardia Civil informaron de que su mujer había presentado en la noche del lunes en la comisaría de Policía Nacional del madrileño barrio de Ventas una denuncia sobre su desaparición.