+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Investigación

El trabajador de un centro de menores: "Cuando vienen con zapatos nuevos sabes que se han prostituido"

Los trabajadores de los centros describen un "descontrol absoluto" de "decenas de niñas" que son captadas para fugarse y ser explotadas

 

Vista de la estacion intermodal del metro de Palma, centro de la prostitución infantil de Mallorca. - EFE / MONTSERRAT T. DÍEZ

XAVIER PERIS / DIARIO DE MALLORCA
16/01/2020

"Cuando una niña se escapa y vuelve al día siguiente, con ropa de marca, o unas zapatillas, o 20 euros, ya sabemos qué ha pasado". Cada vez son más los trabajadores de centros de protección de Mallorca que están perdiendo el miedo a desvelar una situación de "descontrol absoluto", en los que "decenas de niñas" son captadas, muchas veces por compañeras, para fugarse. Una vez fuera son víctimas de pederastas que mantienen relaciones sexuales con ellas a cambio de regalos, droga o dinero, según informa 'Diario de Mallorca'.

Expertos y agentes policiales han constatado que este fenonómeno está extendido desde hace al menos tres años y ha sido denunciado reiteradamente en informes internos, sin que ni los responsables del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ni las autoridades judiciales o policiales hayan tomado medidas efectivas para paliarlo.

Los expertos consideran la Estación Intermodal de Palma el centro de la prostitución infantil de Mallorca. Los vigilantes de seguridad del recinto han comprobado que todas las tardes, entre las seis y las diez de la noche, se reúnen allí grupos de menores, muchos de ellos fugados de los centros de protección donde residen.

DINERO, DROGA O REGALOS

Allí se encuentran con otros chicos que actúan como proxenetas, y que los ponen en contacto con adultos que les ofrecen dinero, droga o regalos para mantener relaciones sexuales con ellas. Los educadores tienen conocimiento de la existencia de varios pisos en Palma donde los menores son explotados sexualmente.

Las personas consultadas, entre las que hay tanto profesionales de los centros de menores como agentes policiales, coinciden en señalar que se trata de un fenómeno completamente extendido entre las niñas acogidas a programas de protección. En muchos casos han sido apartadas de sus familias porque han sufrido abusos sexuales en la infancia. Y en los centros se relacionan con otros menores que en ocasiones actúan como "captadores". Las convencen para que se escapen y tengan relaciones sexuales con adultos.

FALTA DE MEDIDAS ADECUADAS

Aunque los expertos descartan la existencia de una red organizada de proxenetas, sí existe una conducta generalizada, propiciada por la falta de medidas adecuadas por parte de las instituciones encargadas de velar por las menores.

Algunos de estos trabajadores han expresado su frustración porque, cuando se detectan estos casos, se elevan informes internos, que no conducen a nada. "Durante mucho tiempo estaba convencido de que no se decía nada porque se estaba realizando alguna investigación secreta sobre estos casos", explica uno de estos trabajadores. "Hasta que finalmente me convencí de que no se hacía nada. Cuando estos informes llegaban a los escalones superiores del IMAS, simplemente se ignoraban", detallan con resignación.