+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Trece años de cárcel por tratar de quemar a su mujer en una hoguera

Le propinó una paliza a la víctima, embarazada de 5 meses, y después prendió fuego al domicilio familiar de Salt

 

Domicilio de Salt en el que se aprecian los restos de humo del incendio en el que intentó matar a su mujer. - / JOAN CASTRO ICONNA

EL PERIÓDICO
04/01/2018

El hombre de Salt (Girona) que intentó matar a su mujer en una hoguera el 1 de enero de 2016 ha sido finalmente condenado a 13 años de cárcel. Nabil B. M. prendió fuego al piso que compartía con Antonia, la víctima, que en ese instante estaba embarazada de 5 meses, tal como avanzó este diario.

Nabil B.M., según declaró la mujer, llevaba días reteniéndola en contra de su voluntad en el interior del domicilio que calcinó. Cuando él salía de casa, encerraba a Antonia bajo llave. Durante este cautiverio, además, le dio más de una paliza. La atacó en Nochevieja del 2015 y también el primer día de 2016 por la mañana. Tras esta última pelea, preparó la hoguera en el comedor de su casa para quemarla. 

Durante la tarde del 1 de enero, Nabil B.M. volcó un mueble por encima de Antonia, que aprisionó su pierna. Consciente de que ella se encontraba atrapada, comenzó a amontonar ropa a su alrededor y encima de la pira improvisada incluso colocó un colchón. Después, le prendió fuego. Según el relato de Antonia, sin la aparición de un vecino, hubiera muerto abrasada.

Absuelto de intento de aborto
El fiscal Enrique Barata solicitaba para Nabil B. M., de 44 años, de origen marroquí y en prisión provisional después de los hechos, una pena de 34 años y 11 meses de cárcel por los delitos de asesinato y aborto en grado de tentativa con la agravante de parentesco, otro de incendio, dos delitos de maltrato de obra a la esposa y un delito de maltrato habitual.

La sentencia, no obstante, ha acabado condenándolo a 13 años de privación de libertad. Y lo absuelve de los delitos del asesinato y aborto. Sostiene que, a pesar de que pudo probarse que el hombre prendió fuego a conciencia en la habitación en la que Antonia se refugió tras la paliza, no se ha demostrado que ella hubiera quedado atrapada debajo del mueble ni, en consecuencia, que estuviera indefensa y sin posibilidad de escapar.

¿Hubo héroe?
La mujer había explicado a los investigadores que ese día se salvó 'in extremis' de morir quemada gracias a la aparición providencial de un vecino que se coló entre las llamas, levantó el mueble que aprisionaba su pierna y se esfumó sin dejar rastro. Sin embargo, para el magistrado no ha quedado debidamente demostrado este hecho porque no ha resultado posible localizar al 'héroe'. A pesar de que el propio Nabil B. M. reconoció que cuando vio a su mujer salir del domicilio estaba en compañía de un hombre alto, de aspecto magrebí, que después desapareció.

En el juicio, que se celebró a mediados del pasado mes de diciembre, Antonia insistió en que el agresor la tenía completamente sometida en el interior del domicilio familiar, ubicado en la calle Torres i Bages de Salt. Por eso, la sentencia también condena a Nabil B. M. por un delito de violencia doméstica y le prohíbe comunicarse con la mujer o acercarse a menos de 250 metros de ella durante casi dos años. El magistrado de Girona le obliga asimismo a indemnizar con 15.426 euros al propietario del edificio al que prendió un fuego que desalojó a 20 inquilinos que residían en las plantas superiores.