+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN LA CALLE PUIG RODA

31 coches afectados en un incendio dentro de un párking de Castellón

La rápida intervención de los bomberos impide una tragedia y no hubo desalojo en los edificios . Seis de los vehículos resultan calcinados y otros 25 sufren importantes daños debido a las llamas

 

VICENTE CORNELLES
07/12/2018

Más fotos

Dos bomberos inspeccionan el recinto para hacer balance de daños. - POLICÍA LOCAL / FERNANDO GIMENO

Alarma general en la calle Puig Roda de Castellón de madrugada. Podía haber desembocado en tragedia y el susto aún está en el cuerpo de muchos vecinos. Un incendio afectó a 31 vehículos, seis de ellos totalmente carbonizados, aparcados en un párking subterráneo del inmueble situado en el número 16 de ese vial.

Sobre las sobre las 3.30 horas de la noche del miércoles al jueves varios vecinos avisaron al Centro Integral Municipal de Seguridad y Emergencias 092, relatando que oían detonaciones dentro de un garaje comunitario y que salía muchísimo humo negro de la puerta de acceso al mismo. Fue entonces, cuando efectivos de la Policía Local de Castellón, junto con un retén de los bomberos municipales, acudieron al lugar citado y al ver las dimensiones del fuego y, sobre todo, el intenso humo que generaban las llamas, procedieron a cerrar al tráfico la calle Puig Roda, como medida preventiva, informaron desde la Policía Local.

Después de una primera toma de contacto, los agentes no ordenaron el desalojo de ninguna vivienda, ya que el humo solo afectaba al garaje y los bomberos municipales llegaron en pocos minutos al lugar del siniestro, por lo que no había peligro alguno para los vecinos de la calle.

INTERVENCIÓN // De esta forma, los bomberos desplegaron varias líneas de agua para apagar el fuego y entraron en el párking en pésimas condiciones de visibilidad, ya que un denso humo inundaba el recinto debido a los materiales que se estaban quemando en ese momento, relataron las fuentes policiales. Tras acceder al sótano, los bomberos municipales detectaron mediante una cámara térmica la presencia de varios vehículos ardiendo, por lo que procedieron inmediatamente a sofocar las llamas. Una vez extinguido el fuego, los servicios de extinción de incendios procedieron a ventilar toda la instalación.

Estas labores se alargaron durante varias horas debido a la gran cantidad de humo y calor que se habían acumulado en el interior del garaje subterráneo.

Respecto al balance, no hubo personas heridas, pero sí cuantiosos daños materiales en todo el aparcamiento pese de la rápida intervención de los bomberos.

CALOR Y HUMO // Seis coches resultaron completamente calcinados y otros 25 vehículos sufrieron desperfectos de importancia por el calor y el humo reinante. Además, debido a las altas temperaturas que se alcanzaron dentro del sótano, las instalaciones eléctricas y de canalización de aguas también quedaron inutilizadas.

De momento se desconocen las causas del fuego y están en juego todas las hipótesis posibles, desde las de carácter intencionado a las de un origen fortuito. La Policía Científica de la Policía Local se ha puesto a trabajar para conocer el porqué del incendio, expresaron desde fuentes próximas a los agentes municipales.

Sobre las seis y media de la madrugada se dio por finalizado el servicio en el que intervinieron un sargento, tres cabos y nueve bomberos y en cuanto a medios materiales se emplearon dos bombas pesadas, un vehículo de mando y un camión de transporte de material de extinción.

TRÁMITES A SEGUIR // Asimismo, la Policía Local fue la encargada de avisar a los propietarios de los vehículos, indicándoles el procedimiento a seguir ante la magnitud del fuego y los efectos causados.

Una vez sofocado el incendio y tras cerciorarse la Policía Local de que no había peligro para que se reprodujese, fue abierta al tráfico la calle Puig Roda, aunque la entrada al párking se mantiene acordonada y su acceso está prohibido hasta nueva orden, mientras no se resuelvan las interrogantes que se plantean sobre el origen del siniestro en el aparcamiento subterráneo. Por su parte, los vecinos siguen atentos a la investigación policial.