+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

SENTENCIA DEL JUICIO RÁPIDO

Acepta un año de cárcel y 1.400 € de multa por apuñalar al menor de la Vall d'Uixò

El juzgado suspende la pena dos años, por lo que el agresor no irá a prisión si no vuelve a delinquir

 

Dos agentes de la Guardia Civil, frente al juzgado de Nules, durante el traslado de un detenido. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
01/08/2020

El detenido por el apuñalamiento a un menor de 16 años en la Vall d’Uixó el pasado domingo reconoció finalmente el ataque con arma blanca y aceptó una condena en el juicio rápido celebrado en el Juzgado de Instrucción número 3 de Nules. Según la sentencia a la que ha tenido acceso Mediterraneo, el juez impone al condenado, de 22 años, una pena de 16 meses de prisión y el pago de 1.400 euros por un delito de lesiones. Además, no podrá acercarse a menos de 200 metros ni comunicarse con la víctima por ningún medio por un tiempo de cuatro meses.

El atacante, que se negó a declarar ante la Guardia Civil tras su detención e hizo lo mismo en su primera comparecencia ante el juez como investigado, ha aceptado ahora la pena impuesta en un juicio rápido, que será suspendida por un periodo de dos años. Es decir, el sentenciado no entrará en la cárcel si no delinque en ese tiempo y siempre y cuando abone la indemnización al afectado.

AMPLIO HISTORIAL 

Como publicó ayer este diario, se trata de un joven con un amplio historial policial (aunque judicialmente no cuenta todavía con condenas previas a la actual). En la base de datos de la Guardia Civil le aparecen nada menos que 53 antecedentes, muchos de ellos por robos con fuerza y hurtos, pero también otras presuntas lesiones e, incluso, supuestos delitos de abusos sexuales a menores.
Los hechos por los que ha sido condenado tuvieron lugar el pasado domingo en la zona de las piscinas de la Vall d’Uixó, como avanzó este periódico. Según declara probado la sentencia, en el marco de una discusión entre varios jóvenes a cuenta de unas conversaciones de Instagram, el sentenciado propinó dos guantazos a la víctima y le tiró las gafas al suelo.

EL NAVAJAZO 

El condenado se abalanzó sobre el menor y le propinó un golpe en el costado con un objeto que se asemejaba a una navaja y que causó al adolescente un corte en el tórax, debajo de las costillas, que comenzó a sangrar.

Los investigadores, miembros de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Burriana, no han podido localizar el arma blanca con la que hirió al menor de edad.

Tras la agresión, varios testigos llamaron al 112 y un SAMU llevó al afectado hasta el Hospital de la Plana de Vila-real, donde le atendió el cirujano de guardia. Tras recibir puntos de sutura, presentó denuncia en el cuartel y los agentes tomaron manifestación a algunos de los presentes en la reyerta.

El principal sospechoso fue detenido y puesto en libertad tras comparecer ante el juez. Ahora ha reconocido los hechos.