+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

benicarló 3 el afectado dice que el ataque fue «sin ningún motivo»

El acusado de cegar de un ojo con lejía a un discapacitado alega acoso

Afirma que la víctima lo seguía, le pedía dinero y que él estaba «atemorizado». El agresor, que se enfrenta a 12 años de cárcel, confiesa y dice estar arrepentido

 

Imagen de J.B.N., sentado en el banquillo de los acusados durante el juicio contra él en la Audiencia. - GABRIEL BOIA

CASTELLÓN
29/09/2016

El acusado de dejar ciego de un ojo a un discapacitado al arrojarle lejía y salfumán a la cara en Benicarló reconoció ayer los hechos durante el juicio que se celebró en la Audiencia Provincial de Castellón y dijo que lo hizo porque sufría acoso por parte de la víctima y estaba «atemorizado».

El procesado, J.B.N., se mostró «muy arrepentido» y negó que todo fuera un plan premeditado, como sostiene la Fiscalía, que solicita para él 12 años de prisión por un delito de lesiones, con la agravante de alevosía.

El agresor aseguró que el día del ataque, el 20 de mayo del 2014, bajaba a tirar la basura, cuando la víctima le abordó. «Siempre me perseguía y me pedía dinero. Yo le decía que soy pensionista y que no tengo dinero, y él me amenazaba», explicó.

El día de los hechos, según relató J.B.N., se inició entre ambos un forcejeo en plena calle, durante el que se rompieron las bolsas de basura que contenían botellas con restos de lejía y salfumán.

«SÍ, YO HICE ESA BARBARIDAD» / «Sí, yo hice esa barbaridad y le tiré el líquido a la cara porque me acosaba y me perseguía. También me cogía del cuello y me asfixiaba. Pero yo no preparé ninguna mezcla a propósito ni lo tenía planeado», declaró durante su interrogatorio en la sala.

El fiscal puso, sin embargo, de relieve las contradicciones de dicha versión con la ofrecida anteriormente en el cuartel de la Guardia Civil y en su primera declaración en el juzgado, en donde aseguró que había preparado las botellas intencionadamente para dejarlo ciego. J.B.N., quien pasó ocho meses en prisión preventiva tras su arresto, dijo que entonces estaba muy nervioso y que se había expresado mal.

Un policía local de Benicarló recordó que el acusado se desplazó al retén para presentar una denuncia por supuestas amenazas y que, una vez allí, manifestó ante los agentes: «Hoy no he podido más y lo he dejado ciego».

Entonces, los policías comprobaron que en el centro de salud había una persona con serias lesiones en la vista y procedieron a la detención de J.B.N. La víctima, por su parte, sostuvo que el acusado le pidió el día de autos que le tirara unas bolsas a la basura. «De repente, el líquido me chorreó por toda la cara. Me tiró lejía sin ningún motivo», relató el afectado, que perdió la visión del ojo izquierdo y, al notar el escozor, huyó hacia el ambulatorio. El juicio se reanudará el día 14 para escuchar la evaluación psicológica del acusado. H