+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

TRAGEDIA EN LA CARRETERA

Antecedentes por alcohol de la conductora del atropello de Oliva

Dos ciclistas fallecieron y siguen graves los tres que resultaron heridos. La mujer, en prisión sin fianza acusada de dos delitos de homicidio imprudente

 

Antecedentes por alcohol de la conductora del atropello de Oliva -

AGENCIAS
09/05/2017

La conductora que el domingo mató a dos ciclistas y dejó heridos graves a otros tres tiene antecedentes policiales por alcoholemia y drogas, según informó el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues.

El delegado explicó que el accidente se produjo cuando la mujer, de 28 años y que dio positivo en el control de alcoholemia y drogas, invadió el carril contrario de la N-332 entre Oliva y Dénia, y arrolló de frente a un pelotón de seis ciclistas de Jávea.

El único que pudo esquivar a la conductora fue el primero, mientras que dos de sus compañeros, de 28 y 50 años, murieron en el siniestro, y los otros tres resultaron heridos graves y fueron trasladados a diversos centros hospitalarios. La conductora fue detenida y puesta a disposición del juzgado de Instrucción número 2 de Gandia, que ha ordenado prisión provisional comunicada y sin fianza para la joven, a la que imputa dos delitos de homicidio imprudente, tres delitos de lesiones por imprudencia grave y un delito contra la seguridad vial.

Moragues afirmó que hubo «un cambio de carril por parte de la conductora», que circulaba en sentido contrario al de los ciclistas, lo que lleva a pensar que pudo ser «una distracción o bien se durmió al volante», aunque la causa del siniestro, insistió, es «la ingesta de alcohol y drogas».

CONTROLES // Moragues dijo que la joven tiene «antecedentes policiales en materia de alcoholemia y drogas», y lamentó que ninguno de los tres controles que había por la zona del accidente la detectara. El delegado del Gobierno recordó que en el 2016 la Guardia Civil realizó 525.000 controles de alcoholemia y algo más de 2.000 acabaron con el inicio de un proceso penal por superar el límite de alcohol permitido.

Temas relacionados