+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

LEÓN VISTA CON JURADO

Arranca el juicio por el asesinato de la presidenta del PP en León

En el banquillo se sientan las tres acusadas del crimen de Isabel Carrasco. Cinco hombres y cuatro mujeres serán los encargados de emitir el veredicto

 

Interior de la sala en la que se celebrará desde hoy el juicio. - EFE

EFE
19/01/2016

Cinco hombres y cuatro mujeres fueron seleccionados ayer para conformar el jurado que emitirá el veredicto por el crimen de la presidenta del PP y de la Diputación de León Isabel Carrasco, abatida a tiros el 12 de mayo del 2014 por una presunta venganza personal. La Audiencia de León acogió la selección del jurado, constituido a primera hora de la tarde con los nueve titulares y dos reservas (un hombre y una mujer), todos ellos con edades comprendidas entre los 34 y los 65 años, y procedentes de León.

Una vez constituido el jurado, el juicio comenzará hoy con la declaración de las tres acusadas de la muerte de Isabel Carrasco, para cada una de las cuales la Fiscalía solicita una pena de 23 años de prisión, y que en esta fase durará hasta el miércoles.

En el banquillo de los acusados se sentarán Montserrat González, de 60 años, autora confesa de los disparos que acabaron con la vida de Isabel Carrasco; su propia hija, Triana Martínez, de 36; y la también agente de la Policía Local de León Raquel Gago, de 42.

Una vez constituido el jurado, el presidente del tribunal, Carlos Javier Álvarez, dio la bienvenida a sus miembros y les transmitió un mensaje de “tranquilidad”.

Carrasco, que tenía 59 años cuando falleció, murió a las 17.15 horas del 12 de mayo del 2014 tras recibir tres disparos cuando atravesaba una pasarela peatonal sobre el río Bernesga para dirigirse a la sede del Partido Popular, en el paseo de Salamanca. La policía detuvo 20 minutos después a Montserrat González y a su hija Triana Martínez como supuestas autoras de su muerte gracias a la colaboración de un agente de policía jubilado que presenció la agresión y siguió a la primera.

Cuarenta y ocho horas después, Raquel Gago entregó en la Comisaría de León el arma homicida y explicó que la había encontrado en su coche sin saber cómo había llegado hasta allí. Ingresó en prisión tras tomarle declaración. H