+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

investigan a otro joven que compró el móvil de una víctima

Arrestan al ‘tironero’ que causó alarma en el centro de Burriana

La Guardia Civil atrapa al ladrón, de 20 años, tres meses después de los robos

 

La calle de El Raval fue uno de los escenarios de los ataques, aunque también actuó en otras zonas. - MEDITERRÁNEO

R. D.
01/08/2017

Tres meses después de causar alarma en Burriana, tras sus ataques a seis mujeres de avanzada edad, el tironero del centro de la localidad, ha sido detenido.

Se trata de un joven burrianense, de 20 años, que está acusado de dos delitos de robo con violencia e intimidación. La Guardia Civil investiga, asimismo, su presunta implicación en otros cuatro tirones más. El modus operandi utilizado en sus golpes estaba completamente planificado. El arrestado seleccionaba a sus víctimas, centrándose en mujeres indefensas de avanzada edad, que se encontraban solas.

Así lo contó entonces Mediterráneo. Entre otros casos, este diarió publicó el que tuvo lugar en la confluencia de la calle El Raval con l’Escorredor. Cuando la víctima regresaba a casa después de salir a cenar fue atacada violentamente. «Al coger la llave y ponerla en la cerradura, un hombre grandote me cogió por los hombros y me tiró al suelo, me cogió el bolso y se fue corriendo», explicó la afectada en declaraciones a este diario tras el robo.

Posteriormente, la Policía Local de Burriana recuperó el DNI de la mujer de una papelera cercana y también su carnet de conducir. Sin embargo, los agentes no encontraron «ni el bolso, ni las gafas ni el monedero», concretó. Además de perder sus pertenencias, el fuerte tirón y el impacto contra el suelo provocaron a la víctima un esguince cervical.

Tras la detención del joven ladrón, los guardias civiles continuaron con las pesquisas, logrando identificar, asimismo, a otro chico, de 22 años y también vecino de Burriana, que había adquirido uno de los móviles robado a una víctima. Por ello, los agentes le han investigado por un supuesto delito de receptación, tal y como informó ayer la Comandancia de la Guardia Civil.

El terminal telefónico se ha recuperado ya y ha sido entregado a su legítima propietaria.

UN BLANCO FÁCIL

Las mujeres de avanzada edad son, de forma habitual, el blanco fácil para los ladrones. Y es que los atacantes buscan poder conseguir su objetivo con rapidez, sin que la víctima oponga resistencia y poder huir del lugar. Eso fue lo que sucedió en Vila-real hace ahora dos años, cuando dos violentos asaltantes golpeaban a ancianas, con enseñanamiento, en los portales de sus casas hasta que conseguían hacerse con sus joyas y bolsos.

Algunas de ellas sufrieron fracturas de nariz, paladar y pómulos, entre otras cosas.