+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

NUEVO CRIMEN MACHISTA

La asesinada en Sant Adrià había denunciado dos veces al marido

Unos testigos vieron al detenido en la zona cargado con un saco grande . El cuerpo de la víctima fue enterrado junto a la vía del tren en el barrio la Mina

 

Zona en la que fue hallado el cuerpo de la mujer asesinada. - RICARD CUGAT

J. G. ALBALAT
27/12/2017

Los Mossos d’Esquadra detuvieron en la madrugada de ayer a un hombre de 34 años y nacionalidad española como presunto autor del homicidio de su esposa, de 30 años, en Sant Adrià del Besòs (Barcelona). De confirmarse los hechos, sería la 47ª víctima mortal de la violencia machista en España durante el 2017.

Alrededor de las nueve de la noche del lunes, agentes de la comisaría de Sant Adrià tuvieron conocimiento que posiblemente un hombre había matado a su mujer de forma violenta. Unos testigos relataron a la policía que habían visto al sospechoso cargado con un saco muy grande cerca de las vías del tren próximas al barrio de la Mina y a la ronda del Litoral. Los Mossos se desplazaron al lugar y localizaron en el descampado el cuerpo sin vida de la mujer. El cadáver, que presentaba signos de violencia, había sido enterrado de manera muy torpe: una mano sobresalía de la tierra.

La policía autonómica, posteriormente, localizó y detuvo al presunto autor de la muerte. La mujer asesinada había denunciado dos veces en las últimas seis semanas a su marido, pero no quiso continuar con ninguna de ellas y la Fiscalía no solicitó ninguna medida cautelar, según el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC). El día antes del asesinato, según algunos vecinos, la pareja había mantenido una fuerte discusión en plena calle.

CONDENAS // En el Ayuntamiento de Sant Adrià del Besós ondearon a media asta las banderas en señal de duelo, mientras que la Generalitat catalana ha condenado el nuevo crimen machista.

La presidenta del Instituto Catalán de las Mujeres (ICD), Núria Balada, lamentó los hechos y subrayó en un comunicado que, «en momentos tan tristes y chocantes, es necesaria una respuesta social y seguir luchando desde todos los frentes contra las violencias machistas». Balada señaló que «hay culturas donde no se puede ni imaginar que un hombre pueda agredir a una mujer». «Para ello hay que cambiar los imaginarios y deconstruir un modelo de masculinidad que todavía es valorado por una parte de la sociedad», concluyó.