+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el juicio se celebra el día 26 de junio en la audiencia

Al banquillo por abusos a la hija y la nieta de su asistenta del hogar

Aprovechaba que la mujer hacía las labores para tener acceso a las niñas. El fiscal sostiene que manoseó a las dos menores y les enseñó sus partes

 

La Audiencia juzgará en el mes de junio varios abusos a menores. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
19/05/2019

La Fiscalía pide diez años de prisión para un castellonense al que acusa de abusos sexuales continuados a dos menores, hija y nieta de su asistenta del hogar. El hombre, que responde a las iniciales R.G.G., se sentará el 26 de junio en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial para responder por unos hechos que sucedieron en el 2016. Según mantiene el Ministerio Público en su escrito de acusación, el varón aprovechaba la presencia de la madre y abuela de las pequeñas para tener acceso a ellas. Así, presuntamente, mientras la adulta realizaba las labores domésticas, manoseaba a las menores.

Tal y como detalla la Fiscalía, en alguna ocasión llevó la mano de una de las pequeñas hacia sus partes íntimas y, en otra, se apartó la ropa para enseñar a las menores de edad sus genitales.

LAS INDEMNIZACIONES / Según el mismo escrito de acusación provisional, «no consta que a consecuencia de estos hechos las niñas sufrieran menoscabo psíquico alguno». Aun así, las madres de las afectadas solicitan una indemnización por los perjuicios sufridos. El Ministerio Público aboga por una compensación económica de 5.000 euros para cada una de las víctimas del caso.

Asimismo, pide una orden de prohibición de aproximación para que el hombre no pueda acercarse a menos de 200 metros de las perjudicadas durante dos años --contados a partir de su salida de prisión-- y una medida de libertad vigilada por tiempo de cinco años más. El juicio oral comenzará el día 26, a las 10.00 horas, con la declaración del procesado, que puede responder a quién quiera o guardar silencio.

Entre la lista de testigos que también serán llamados a declarar figuran familiares de las pequeñas, policías y médicos.

La Audiencia condenó el pasado febrero a un vecino de Vinaròs, de 22 años y que presenta un retraso mental leve, por abusos sexuales a una niña de 11. El tribunal le impuso un año de cárcel y otros cinco más de libertad vigilada por manosear en la biblioteca municipal a una menor. Un mes antes, en enero, un vecino de Alcalà fue sentenciado a seis años de cárcel por abusos a dos menores de su círculo familiar.