+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

TRIBUNALES

Cárcel por raptar a los hermanos de su exmujer para que volviera con él

El tribunal condena al hombre a 14 años y a su cómplice a 12 por los 2 secuestros. Obligaron a los dos chicos a subir al furgón tras ponerles el cuchillo en el cuello

 

Los ahora condencados Viorel Magadan y Cristea Burlan, durante el juicio que se celebró en la Audiencia. - MEDITERRÁNEO

YOLANDA TENA SOLA-VERA
22/06/2017

Condenados por secuestro. El tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón --conformado por los magistrados Eloísa Gómez, Horacio Badenes y Javier Altares-- ha sentenciado a dos hombres, Viorel Magadan y Cristea Burlan, a 14 y 12 años de cárcel, respectivamente, por raptar el 23 de mayo del 2016 en Castellón a los hermanos menores, de 18 y 16 años, de la exmujer de Viorel para conseguir que ella volviera con él y retomaran la relación sentimental.

La sala considera probado que Viorel, de 35 años y con antecedentes penales, junto a Cristea, de 61, cogieron la furgoneta de este último y se dirigieron a Castellón con la finalidad de convencer a la que había sido compañera sentimental de Viorel de que volviera y reanudar la relación.

Así, como se refleja en la sentencia, Viorel programó su viaje, ya que desde hacía tiempo trataba de contactar con su expareja, que nunca le cogía el teléfono. Por este motivo, el acusado le envió varios mensajes amanazantes a la hermana de la víctima semenas antes de ir a Castellón.

El 23 de mayo del 2016, cuando ya estaba en la capital de la Plana y en las proximidades de a casa donde vive la familia de su expareja, localizó a sus dos hermanos de 18 y 16 años. Así, les puso un cuchillo en el cuello y los obligó a subirse en la furgoneta.

AMENAZAS

Fue entonces cuando llamó a la hermana de la víctima para poder hablar con su exmujer informándole de que tenía secuestrados a los chavales a punta e cuchillo. La víctima, entonces, se puso al teléfono y le dijo que si los quería volver a ver con vida tenía que irse con él.

Ella aceptó y quedaron en realizar el intercambio en la estación de Cabañal, en Valencia. El acusado le dijo en todo momento que no avisara a la policía, pero ella acudió a una comisaría para denunciarlo.

Fue en Valencia cuando el acusado vio a los agentes y huyó junto a su cómplice. Días después, el 30 de mayo, fueron los dos detenidos por la Policía Nacional en Chiclana de la Frontera (Cádiz).

Temas relacionados