+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

los letrados sostienen que no hay prueba de cargo

El ‘caso Càlig’ llega al Supremo y se enfrenta a su última revisión

El alto tribunal valenciano elevó de 30 a 40 años la pena para el intermediario del crimen. Las defensas ‘queman’ su último cartucho, tras las condenas de la Audiencia y el TSJCV

 

NÚRIA B. BIGNÉ
27/06/2016

El doble crimen de Càlig llega al Tribunal Supremo y se enfrenta a su última revisión. Tras la condena de la Audiencia Provincial de Castellón, que sentenció a 28 años de cárcel al gallego Isauro López, el autor intelectual de los asesinatos, y a 30 más a Manuel Antonio Mas, el castellonense que actuó como intermediario y contrató al sicario, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat valenciana (TSJCV) confirmó el pasado mes de mayo la pena para el constructor compostelano y elevó a 40 años la de Mas como cooperador necesario.

Entonces, se presentaron hasta siete recursos y es que todas las partes del proceso recurrieron, por exceso o por defecto, la sentencia del magistrado Esteban Solaz, de la Sección Primera de la Audiencia Provincial.

Las defensas de ambos han recurrido, nuevamente, el fallo y el caso volverá a evaluase en Madrid. Los letrados sostienen que no existe prueba de cargo que permita la condena impuesta a ambos. Piden la absolución y hablan de una vulneración del derecho a un juicio con todas las garantías, entre otras cosas, por denegación de pruebas.

El Supremo deberá dictar la tercera sentencia de uno de los crímenes más negros de la historia provincial, el que acabó con la ejecución a tiros de la joven cubana Yalennys Valero, de 26 años, y el vinarocense Juan Manuel Mata, de 23. Los miembros del jurado popular que el pasado noviembre declararon culpables a López (por unanimidad) y Mas (por la mínima), lo hicieron tras 12 horas de deliberaciones. Una decisión que, curiosamente, tuvieron menos clara en el caso de Mas, quien, finalmente, ha sido sentenciado a una pena mayor de prisión.

UNA HISTORIA DE CELOS // Isauro López mantuvo un romance con la joven Yalennys Valero, a la que conoció en uno de sus viajes a Cuba. Se enamoró de ella y la trajo a España, dándole casa y trabajo en Benicarló, a donde acudía con frecuencia para encontrarse con ella. La joven se convirtió en su amante e Isauro ejerció un “fuerte control” sobre ella y la hermana de esta, Yairet. “Controló sus teléfonos, llamadas, agendas, cuentas, sus salidas y sus amistades, llegando a amenazar a chicos que se relacionaban con Yalennys”, según estimó probado el juez. Cuando ella se decidió a dejarlo, él ideó asesinarla junto a su hermana. La noche de autos, Juan Manuel Mata fue ejecutado, por casualidad, en lugar de Yairet. H