+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Sucesos

 

el fugitivo se estrella en la calle Torre San Vicente

Colisiona contra un muro al huir de un control policial en Benicàssim

Un conductor colombiano sin papeles omite semáforos y acaba siniestro total

 

Imagen del estado en el que quedó el vehículo de los dos fugitivos tras la persecución policial en Benicàssim. - MEDITERRÁNEO

NÚRIA B. BIGNÉ
14/01/2020

Una persecución policial acabó en la madrugada de ayer con un vehículo siniestro total, empotrado contra el muro de una villa de Benicàssim. Sucedió poco después de la medianoche, en la calle Torre San Vicente de la localidad y tanto el conductor, como el copiloto, fueron detenidos.

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local se encontraban realizando un control cuando vieron que un turismo circulaba por la avenida Castellón, en sentido Benicàssim.
Antes de adentrarse en la rotonda de la llave y al percatarse de la presencia policial, el conductor cambió bruscamente el sentido de la marcha y aceleró. Las patrullas que se encontraban apostadas en el control salieron detrás del turismo, un volkswagen de color verde oscuro. Persiguieron al fugitivo por la avenida Frares y después por la Gran Avenida, en dirección Orpesa.

El vehículo circuló a gran velocidad por la zona, sin respetar ningún tipo de señalización. Se saltó semáforos, stops y ceda el paso, según ha podido saber Mediterráneo de fuentes solventes.
El conductor del volkswagen intentó girar en la calle Torre San Vicente y entró a la misma a una velocidad excesiva. Al querer corregir la dirección, colisionó brutalmente contra el muro perimetral de una villa, ubicada en una esquina, y tiró una farola.

El coche sufrió graves destrozos en la parte frontal y lateral. Uno de los neumáticos delanteros salió despedido y el turismo quedó convertido en un amasijo de hierros. Pese al aparatoso accidente de tráfico, el hombre que iba al volante y su acompañante salieron casi ilesos --únicamente presentaban magulladuras--.

Los dos ocupantes del vehículo, de nacionalidad colombiana, fueron arrestados por los agentes. Al parecer, el copiloto se identificó como el titular del coche y alegó que, al haber tomado alcohol, solicitó a su familiar que condujera, pese a que este no tenía, supuestamente, carnet.

SIN CARNET 

Los agentes se dieron cuenta de que el conductor iba indocumentado, por lo que no podían saber con certeza su identidad ni su historial policial. Los dos implicados fueron trasladados al Hospital General para ser examinados tras el accidente. El diagnóstico médico confirmó que solo tenían magulladuras y ambos quedaron en el cuartel, bajo custodia de la Guardia Civil, a la espera de poder identificar al conductor por sus huellas.

Por suerte, los dos fugitivos no dejaron heridos en su huida. La persecución podría haber acabado en tragedia de atropellar a algún peatón o de colisionar contra otro vehículo. Ambos deberán enfrentarse a presuntos delitos contra la seguridad vial. 

Buscar tiempo en otra localidad