+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 

Sucesos

 

DOS AÑOS DE PRISIÓN

Condenado por intentar cortarle el cuello a un hombre al que creía amante de su mujer

La Audiencia de Castellón le considera autor de un delito de homicidio en grado de tentativa con las atenuantes de arrebato y reparación del daño

 

Audiencia Provincial - europa press

Redacción
29/07/2020

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón ha condenado a dos años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa a un hombre que intentó cortarle el cuello a otro sobre el que tenía la convicción de que mantenía una relación con su mujer. La sentencia, fruto de un acuerdo entre el Ministerio Fiscal y el abogado de la defensa por el que presentaron una calificación conjunta al inicio del juicio, aprecia las circunstancias atenuantes de arrebato, obcecación u otro estado pasional, y de reparación del daño. El condenado deberá indemnizar con 3.000 euros a la víctima, que sufrió lesiones en una ceja y en una mano.

Los hechos sucedieron el 15 de junio de 2019 en Castellón cuando la víctima entró junto a un grupo de amigos en la tasca que regentaba el acusado, de 48 años. Cuando el perjudicado solicitó hablar con la mujer del penado, este, que estaba convencido que ambos mantenían una relación íntima, le pidió que subieran al piso de arriba del establecimiento. Una vez en la estancia superior, el hostelero le dio un puñetazo en la ceja al cliente e intentó cortarle el cuello con un cuchillo de cocina de 15 centímetros. El agredido intentó protegerse y por instinto colocó la mano en el filo del arma, lo que le causó cortes en varios dedos de la mano. Los dos hombres cayeron por las escaleras del local hasta la planta baja, donde los otros clientes del bar intervinieron y le quitaron el cuchillo al condenado, quien seguía gritando “te mato”, en referencia a la víctima.

El herido tardó diez días en curar de las lesiones que sufrió en la ceja y en los dedos de la mano izquierda.